sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Política
23 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Un encuentro para relanzar la relación entre ambos países

0
Comentarios


La visita de Barack Obama al país y su reunión con Mauricio Macri pondrán fin a una larga etapa de desencuentros con el gobierno anterior, pese a los cinco cónclaves realizados fuera del país.

Un encuentro para relanzar la relación entre ambos países
Foto:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, buscará con su visita relanzar las relaciones bilaterales que habían sufrido cortocircuitos bajo el Gobierno de Cristina Kirchner, con quien había sostenido cinco encuentros fuera del país.

La última visita oficial de un presidente estadounidense había sido protagonizada por George Bush Jr. en noviembre del 2005, cuando asistió a la recordada Cumbre de las Américas de Mar del Plata, en la que la mayoría de los países latinoamericanos rechazaron el ALCA, el acuerdo de Libre Comercio que impulsaba el país norteamericano. Desde entonces, las relaciones entre el gobierno argentino y la Casa Blanca se tensaron y llegaron, por momentos, a niveles de hostilidad.

Los cortocircuitos escalaron con la llegada de Cristina Kirchner al Gobierno, ya que a los pocos días de haber asumido surgió la crisis por la valija de Guido Antonini Wilson.

En verdad, ése fue el primero de una serie de conflictos bilaterales, entre ellos la interrupción del avión militar estadounidense por parte del entonces canciller Héctor Timerman hasta la acusación velada de Cristina Kirchner a Estados Unidos, cuando afirmó en medio de la crisis por la muerte del fiscal Alberto Nisman: "Si me pasa algo, miren al Norte".

Recién en septiembre 2009 se produjo la primera foto entre Cristina Kirchner y Obama, cuando ambos mandatarios concurrieron a la Cumbre del G20 realizada en Pittsburgh, Estados Unidos, en el marco de la crisis internacional que deprimió las principales economías del mundo y provocó coletazos en los países emergentes.

En noviembre del 2010 se produjo el segundo encuentro de la entonces presidenta argentina con Obama, en ocasión de una nueva edición de la Cumbre del G20 celebrada en Corea del Sur.

En noviembre del 2011, durante la Cumbre del G20 de Cannes, la mandataria argentina y el presidente de la primera potencia mundial sostuvieron un encuentro bilateral donde limaron asperezas y brindaron una conferencia de prensa conjunta para relanzar la relación.

El cuarto encuentro, que cristalizó en una nueva reunión bilateral, ocurrió en abril del 2012, en el marco de la Cumbre de las Américas de Cartagena, y en medio de fuertes tensiones comerciales por las medidas de suspensión de los beneficios arancelarios para las exportaciones argentinas, que fue correspondido por el gobierno argentino a través de una política de restricción de importaciones provenientes del país del norte. A partir de entonces, las relaciones entre los dos países entraron en un espiral de deterioro. Luego de que la Argentina firmara un memorándum de entendimiento con Irán, el gobierno estadounidense fue reacio a respaldar la posición argentina ante el litigio con los fondos buitre y vetó los créditos al país por parte del Banco Mundial y el BID.

En noviembre del 2015 se produjo la última foto entre ambos jefes de Estado, en el marco de la Cumbre de las Américas que se llevó a cabo en Panamá, donde la ex mandataria argentina se despachó con un incendiario discurso en contra de Estados Unidos y a favor de Cuba y Venezuela. i

Awada regalará a Michelle una manta de vicuña

La primera dama argentina, Juliana Awada, le regalará a su par de los Estados Unidos, Michelle Obama, una manta de vicuña artesanal confeccionada por una artesana catamarqueña integrante de la Asociación de Hilanderas y Tejedoras de la localidad de Belén, ciudad considerada "cuna del poncho".

La manta de vicuña fue producida por Antonia Purificación Gutiérrez, integrante de esa Asociación que produce prendas artesanales de vicuña procedente de las esquilas realizadas en el Oeste de la provincia de Catamarca.

Juana Moreno de Herrero, presidenta de la Asociación de Hilanderas, dijo a Télam que se mostró orgullosa de que una de las mantas producidas por las artesanas llegue a manos de la esposa del presidente de los Estados Unidos.

"Es un honor y un orgullo muy grande representar a Belén, a Catamarca y a la Argentina a través de un saber milenario", expresó Moreno. Precisó que "la manta de vicuña es la prenda emblemática de Belén, porque se teje con el hilo más fino de este animal y es un trabajo que puede llevar hasta un año entero", explicó la artesana. Juana dijo que la Asociación forma parte del proyecto "Emprendedores de Nuestra Tierra", dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y dos empleadas de esa cartera se acercaron a elegir la manta.

"Eligieron la manta más fina de todas las que había en exposición", explicó Juana. Subrayó que "ésta no es la primera vez que una manta realizada por miembras de la Asociación, llega a manos de una personalidad importante, hace unos años la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner le regaló al papa Francisco un poncho producido por Petrona Molina quien también forma parte de las Hilanderas y Tejedoras de Vicuña", subrayó.

      Embed

Comentarios Facebook