sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Política
23 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La auditoría en ANSES golpea a aliados clave del macrismo

0
Comentarios


Solicitada por su actual director ejecutivo, su resultado podría afectar la gestión de dos arietes del gobierno en el Parlamento: a Diego Bossio, del flamante Bloque Justicialista, y a Miguel Pichetto, el jefe del bloque del FpV.

La auditoría en ANSES golpea a aliados clave del macrismo
Foto:

La política en la Argentina suele mostrar reiteradamente ciertos visos inesperados que sorprenden a la ciudadanía, pero en el largo plazo otros pueden llegar incluso a cambiar el rumbo de acontecimientos trascendentes.

En las últimas horas se conoció la existencia de una auditoría interna en la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) solicitada por su actual director ejecutivo Emilio Basavilbaso que podría afectar el que puede considerarse el objetivo central del gobierno del presidente Mauricio Macri.

Se trata de la negociación en el Parlamento por los fondos buitre, ya que un resultado negativo de la auditoría afectaría la gestión de dos arietes del macrismo en el Congreso en la negociación con los buitres.

Uno de ellos es el anterior titular de la Anses Diego Bossio, actual diputado nacional del Bloque Justicialista, una escisión reciente del Frente para la Victoria en la Cámara Baja.

El otro, el jefe del bloque del FpV Miguel Angel Pichetto en la Cámara de Diputados de la Nación, puesto que uno de sus hijos también fue una pieza fundamental de la gestión que concluyó el 10 de diciembre pasado.

En el gobierno macrista hay una creciente preocupación por los resultados de la auditoría porque necesita a ambos para avanzar con la ley que habilita el acuerdo con los buitres.

El estudio fue pedido para conocer el estado de situación del organismo previsional que acaparó uno de los fondos públicos más grandes del país hasta la finalización del gobierno kirchnerista.

En concreto, la consultora Deloitte fue la contratada para indagar sobre las cuentas del organismo, que a través de su Fondo de Garantías de Sustentabilidad (FGS) manejaba 548.000 millones de pesos anuales.

En el gobierno anterior, el número dos de ese Fondo, era Juan Manuel Pichetto, hijo del jefe de bloque de senadores del Frente para la Victoria, en quien el Gobierno deposita las esperanzas para que el Senado convierta en ley el proyecto de los buitres que ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados, donde Bossio cumplió un rol fundamental para su aprobación.

Como se dijo, en el avance de la ley en la Cámara Baja Bossio fue clave, pero ahora su extensa gestión es materia de la auditoría encargada por Basavilbaso.

El flamante legislador del Bloque Justicialista, aliado del macrismo, estuvo al frente del Anses desde el 7 de agosto de 2009 hasta el 10 de diciembre pasado cuando concluyó el gobierno de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández, siempre irónico, graficó con otras de sus frases creativas para denostar la deserción de Bossio del kirchnerismo que 'cuando hablaba Cristina, se lastimaba las manos de tanto aplaudirla'.

Según pudo saber ayer este diario, en el gobierno de la alianza radical macrista Cambiemos manejan este estudio con hermetismo puesto que advierten que no pueden salpicar a Pichetto y Bossio con denuncias justo en este momento y por eso se habla de postergar la publicación del informe para luego de la aprobación de la ley.

Además de Bossio y Pichetto, un grupo de empresarios poderosos también figuraría en el estudio que va desde negocios de cientos de millones como la construcción de viviendas, que Anses financia a través del Procrear, hasta las operaciones en el mercado financiero y en menor escala el reparto de la pauta publicitaria.

Aún se esperan los resultados definitivos

Desde ANSES reconocieron que se encargó la auditoría a Deloitte pero aseguraron que aún no hay información oficial sobre el estudio, que aún está en marcha.

De todos modos, aún falta conocer la última palabra, es decir el resultado de la auditoría interna, aseguraron ayer desde uno de los gremios que nuclean a los trabajadores de la Anses.

La misma fuente confió que el 10 de diciembre 'el único que se fue de la Anses fue Bossio, de él para abajo quedaron todos, y esto explica un poco porqué negoció con el macrismo en el Congreso: para mantener la caja para seguir haciendo política, ya que no tiene territorio ni nada de dónde agarrarse'.

      Embed

Comentarios Facebook