sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Política
23 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Obama rezó en la Catedral y homenajeó a San Martín y a la AMIA

0
Comentarios


Poco antes de retirarse, se detuvo ante el mosaico con el escudo del papa Francisco que el pontífice envió a este templo porteño, su antigua sede arzobispal

Obama rezó en la Catedral y homenajeó a San Martín y a la AMIA
Foto:

En una visita a la Catedral metropolitana, el presidente Barack Obama rezó este miércoles por la paz, rindió un homenaje al general José de San Martín y a los muertos en el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), ocurrido el 18 de julio de 1994.

La llegada a la Catedral se realizó en medio de un fuerte operativo de seguridad, comenzó a las 14:00 y finalizó unos 20 minutos después.

Antes de abandonar la Casa Rosada donde había brindado una conferencia de prensa con su anfitrión, Mauricio Macri, el mandatario extranjero anunció: "Visitaré la catedral metropolitana para poder rendir homenaje a la tumba de José de San Martín y también prestar homenaje al bombardeo de la población judía hace 22 años".

En la Catedral se encuentra una placa de recordación que fue colocada en 2014, en ocasión del aniversario número veinte del trágico atentado a la mutual y que se encuentra ubicada en el lugar donde descansan los restos del cardenal Antonio Quarracino.

A su llegada, Obama fue recibido por el rector de la Catedral, presbítero Alejandro Russo, quien lo acompañó hasta el altar principal para presentarle al arzobispo porteño y cardenal primado de la Argentina, monseñor Mario Aurelio Poli y a los obispos auxiliares de Buenos Aires, Joaquín Sucunza y Enrique Eguía Seguí.

Posteriormente, monseñor Poli guió una oración por la paz en el mundo, que fue seguida por el mandatario extranjero y todos los presentes. Luego tuvo lugar el homenaje al Libertador americano, general José de San Martín, cuyos restos descansan en un mausoleo ubicado en una saliente de la nave derecha de la Catedral.

De acuerdo con lo previsto, Obama saludó al nuncio apostólico, el suizo monseñor Emil Paul Tscherrig y, poco antes de retirarse, se detuvo ante el mosaico con el escudo del papa Francisco que el pontífice envió a este templo porteño, su antigua sede arzobispal.

 El gesto se interpretó también como un reconocimiento a la figura de Jorge Bergoglio, ya que se sabe que el Santo Padre argentino efectuó gestiones reservadas para la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, país que Obama visitó antes de llegar a la Argentina.

Por otra parte, el mandatario norteamericano estuvo en la capilla de la Virgen de Luján, patrona de la Argentina, donde se encuentra el mural conmemorativo de las Víctimas del Holocausto y en la del Santo Cristo Crucificado, cuya imagen es la más antigua que se conserva en Buenos Aires y es muy apreciada por los fieles en Semana Santa.


Comentarios Facebook