lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Sureño
25 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Premian en Francia a la médica Andrea Gamarnik

0
Comentarios


Se distinguió con el galardón L’Oréal-Unesco a la investigadora como Mujer de Ciencia del Año. La oriunda de Lanús descubrió cómo muta y se propaga el virus del dengue. El evento se llevó cabo en las últimas horas en París, Francia.

Premian en Francia a la médica Andrea Gamarnik
Foto:

La doctora e investigadora Andrea Gamarnik, homenajeada en Lanús como Vecina Ilustre en 2015 y hace dos semanas como Mujer Destacada de su ciudad natal, fue distinguida en octubre del año pasado por un jurado internacional de 13 expertos, presidido por la Premio Nobel de Medicina de 2009, Elizabeth Blackburn, como la Mujer de Ciencia más destacada de América Latina, además de estar entre las cinco mejores del mundo, entre más de 2500 nominadas de 135 países. Y ahora llegó el momento de recibir el premio de 100 mil euros en París, Francia.

Grande fue la sorpresa de la protagonista cuando arribó a la aeroestación de la capital gala y se encontró con un enorme cartel colgante con el anuncio del evento y su foto, pues no lo esperaba. Venía de ser galardonada en la región, apenas con un diploma por el Día Internacional de la Mujer.

Para lograr el Premio L'Oréal-Unesco por las Mujeres en la Ciencia, se tuvo en cuenta haber liderado en nuestro país una investigación de 15 años que permitió comprender los mecanismos moleculares de propagación del dengue y también por el aporte de claves para el desarrollo de futuras vacunas.
Su trabajo reveló, entre otras cuestiones, que el virus muta cada vez que pasa desde los mosquitos a los seres humanos, y que esa adaptación aumenta su eficacia para replicarse y contagiar a más personas.

Volver al barrio

Gamarnik lleva consigo un apellido de gran reconocimiento en Lanús. Su padre, Rafael, fue un médico comunitario que defendió a los hospitales de su ciudad, fue uno de los fundadores de la CICOP, político de raza y varias veces candidato a intendente y concejal.

Y vaya si la vida tiene cuestiones que dejan huellas. Al mes de que la doctora Andrea Gamarnik recibía la noticia del premio, moría su padre, a los 86 años. Pocos días antes, estuvieron en un encuentro en el Museo lanusense. Andrea, nunca lo dijo, pero fue su decisión volver al país para trabajar en su campo de conocimiento. Fue en una época donde dejó un empleo muy bien remunerado por otro infinitamente menor, sin embargo se quedó en el país y siguió creciendo con convicciones y talento. Adelantó que el premio los utilizará para profundizar acciones para prevenir enfermedades y salvar vidas a tiempo.

Comentarios Facebook