sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
27 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Joven de 21 años denunció que la violaron tras salir de un boliche

0
Comentarios


Sucedió esta madrugada sobre la avenida Avellaneda. Después que la chica se bajara de un taxi, la abordaron tres delincuentes que le robaron todas sus pertenencias y uno de los malvivientes abusó de ella

Joven de 21 años denunció que la violaron tras salir de un boliche
Foto:

Una joven de 21 años fue violada por uno de los tres hombres armados que la asaltaron cuando descendió de un taxi en el que regresaba de bailar con amigos en un boliche del barrio porteño de Palermo, y su madre no descarta que la hayan drogado con "burundanga" para desorientarla en la previa del abuso.

El hecho fue denunciado luego de que la víctima se presentó en el sanatorio Los Arcos, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y la guardia médica dio intervención a la Policía Federal.

Fuentes policiales informaron que cuando efectivos de los comisaría 31ra. se entrevistaron con la denunciante, ésta relató que el abuso ocurrió alrededor de las 8, después de que ella salió del boliche Acqua, situado en Niceto Vega al 5500, de Palermo, y abordó un taxi.

Si bien la versión policial indica que la joven estaba alcoholizada, Inés, su madre, dijo a la prensa que su hija no 'estaba borracha' y no descartó que le hayan colocado 'de prepo' alguna sustancia en sus tragos para desorientarla, en el marco de una modalidad de abuso con "burundanga" a chicas que concurren a discotecas que este domingo fue publicada por Diario Popular.

'Ella salió el viernes a la noche a bailar con amigos, a tomar algo a un bar. Me dice que de ahí salió casi de día y tomó un taxi a Caballito porque iba para allá a dormir a lo de una amiga', relató la madre de la víctima.

De acuerdo a la denuncia, la pasajera se quedó dormida en el trayecto y descendió del taxi en avenida Avellaneda, aunque no recordó a que altura, circunstancias en las que fue abordada por tres hombres que iban a bordo de un vehículo marca Renault, color blanco, dijeron los informantes.

Según las fuentes, la joven denunció que estos hombres primero le robaron sus pertenencias y luego uno de ellos la violó.

'No recuerda mucho, estaba desorientada, lo cual a ella le llama la atención porque sí había tomado algo de alcohol pero no estaba borracha', indicó la mujer y agregó que su hija 'no sabe explicar' por qué descendió del taxi 'tan lejos' de la casa de su amiga.

'Ella me dice 'mamá, estaba muy desorientada, estaba distinta'. Ella es una chica grande, que sale con amigos a tomar como algo normal. No es alguien que no conozca Buenos Aires, que salga poco y no conozca los barrios', relató la madre.

Respecto de cómo se produjo el ataque, Inés contó que su hija le contó que hizo 'un par de cuadras' por Avellaneda hasta que la abordaron 'tres hombres jóvenes a punta de pistola y con arma blanca'.

'Le sacaron la billetera y la sometieron en ese lugar', dijo la mujer y aclaró que su hija prefirió no dar mayores detalles del abuso, después del cual, 'estuvo un rato deambulando' por la calle.

'No terminaba de saber dónde estaba y, además, acababa de ser ultrajada de la peor manera. El shock no la dejó hacer otra cosa. No sabía qué hacer', expresó Inés.

En tanto, las fuentes policiales señalaron que la joven se dirigió hasta una estación de servicio cercana, donde pidió a un empleado usar el teléfono del lugar para poder llamar a un amigo, quien finalmente la acompañó hasta el sanatorio.

Por su parte, Inés relató que luego de pedir ayuda en una verdulería y en la estación de servicio, su hija se contactó con ella y su familia, y que posteriormente la 'obra social la atendió muy bien' y se le practicaron todos los estudios médicos de rigor.

Consultada acerca de la posibilidad de que su hija pueda identificar a los agresores, la madre explicó: 'No los podría reconocer visualmente por sus rostros. Sí me dijo que eran tres hombres jóvenes y que provenían de un barrio de emergencia o una villa. Yo digo que son tres cobardes hijos de puta'.

'Espero que la Justicia obre como corresponde, que la Policía obre como corresponde y que estos tres cobardes terminen donde tienen que terminar y no entren por una puerta y salgan por la otra', indicó la mujer, que describió que su hija continuaba en 'shock', por lo que va a necesitar más tiempo para 'procesar' lo que le ocurrió.

La denuncia de esta joven quedó a cargo del fiscal en lo Criminal de Instrucción 10 porteño, Julio Roca, quien dispuso la intervención del personal de la Oficina de Violencia Sexual, de un médico legista y el secuestro de las prendas íntimas de las víctima para su posterior análisis.

      Embed


Comentarios Facebook