martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
28 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La reacción roja descansa en un colchón de puntos

Pablo Vignola
0
Comentarios
Por Pablo Vignola


Los tres triunfos al hilo le dieron al Independiente de Pellegrino la chance de recuperar el terreno perdido. Ahora, el objetivo pasa por reencontrar el nivel de juego del torneo pasado de cara al tramo final del campeonato.

La reacción roja descansa en un colchón de puntos
Foto:

Entre méritos propios y generosidades ajenas, Independiente volvió a pintar un paisaje con el horizonte del éxito al alcance de su mano. Ganó tres partidos en forma consecutiva, mientras que los que marcaban el camino en la Zona 1 bajaron la efectividad de su cosecha: Rosario Central sacó 4 de 9 y Godoy Cruz 7 de 9. Pero además, aflojaron su marcha San Lorenzo (1/9), River (2/9), Colón (3/9), Gimnasia (4/9) y Arsenal (6/9).

Y la otra buena noticia para el equipo de Mauricio Pellegrino surge de una contradicción: no está jugando bien. Es decir, su racha de victorias con 9 goles en 3 juegos, la edificó sin exponer un rendimiento colectivo aceitado. Fue efectivo, pero su funcionamiento estuvo lejos del que, los mismos futbolistas mostraron en el final del torneo pasado.

Por eso, los jugadores y hasta el propio entrenador, confían en una recuperación futbolística apuntalada sobre la confianza que siempre dan los triunfos para encarar en plena forma el tramo final de la competencia.

"Sabemos que nos estamos jugando bien y que podemos mejorar mucho", es una frase común en cada uno de los protagonistas que, entre las pruebas de esas desconexiones, arrastra el hecho de haber arrancado en derrota dos de sus últimas tres presentaciones: con Banfield y Patronato. Además, y pese al cambio de arquero que determinó el DT en el medio, recibió goles en los últimos siete partidos (sólo en la fecha inicial, ante Belgrano, terminó con la valla invicta).

Entonces, parado en la mitad geográfica del torneo, Independiente tiene en el puño su chance de pelear por la gloria. Sin competencia internacional que lo distraiga o desgaste, el Rojo arrancará esta etapa final visitando a Sarmiento, el último del grupo y el equipo que por estas horas está perdiendo la categoría.

Será el domingo, desde las 20 y, para esa ocasión, Pellegrino deberá resolver si mantiene a los once que salieron a jugar contra Patronato o si mete a Emiliano Rigoni (tiró el corner del gol del triunfo en ese último partido) en lugar del Droopy Gómez. El Cebolla Rodríguez, de flojo primer tiempo en el partido de Uruguay ante Brasil (lo sacaron en el entretiempo) es otra alternativa, aunque el martes volverá a jugar ante Perú.

Independiente, después de Sarmiento, recibirá a Olimpo y luego tendrá dos visitas al hilo: Vélez y la revancha con Racing.

      Embed


Comentarios Facebook