lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
General
28 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Templo deberá pagarle $120 mil a vecina por “ruidos molestos”

0
Comentarios


La Justicia entendió que la mujer “padeció una injusta inmisión de ruidos, más allá de lo tolerable y por un plazo larguísimo de tiempo”, debido al alto volumen con la que el lugar hacía las ceremonias

Templo deberá pagarle $120 mil a vecina por “ruidos molestos”
Foto: La Jornada
Foto:

La Justicia de Chubut condenó a un templo evangélico de la ciudad de Esquel a indemnizar en 120 mil pesos a una vecina que inició una demanda por los "ruidos molestos" reiterados a lo largo de una década.

El fallo firmado por los jueces Günther Flass y Jorge Früchtenicht, en primera instancia había ordenado a la Asociación Misión Evangélica a pagarle 60 mil pesos a la demandante, pero se aumentó la cifra al considerarse los diez años en los que se habría prolongado la situación.

 Los jueces, en el fallo difundido por el diario La Jornada, "padeció una injusta inmisión de ruidos, más allá de lo tolerable y por un plazo larguísimo de tiempo", debido al alto volumen con la que el templo propagaba sus ceremonias, con cántico y alocuciones de pastores.

 En la sentencia se tuvo en cuenta pericias médicas en la demandante, en la que se determinó que a causa de la situación había sufrido una "marcada inseguridad, dependencia y ansiedad", mientras señalaron que el padecimiento moral por los ruidos religiosos fue "superlativo".

Para los jueces, que tuvieron en cuenta que por momentos no se podía mantener una conversación en casas vecinas de acuerdo con testimonios y que los ruidos llegaban a prolongarse hasta la 1:00 de la madrugada, los mismos "excedieron la normal tolerancia entre vecinos y esto necesariamente importa una molestia con aptitud suficiente para provocar un padecimiento espiritual y una mortificación de su ánimo con la consecuente pérdida de tranquilidad".

 Además, un perito otorrinolaringólogo había confirmado que la mujer sufre de acufeno, una pérdida de audición con sensación de zumbido que se agrava ante cambios emocionales y ruidos fuertes, mientras que el daño podrías ser irreversible.

 Los responsables del templo ya habían sido sancionados por la Municipalidad local y la Policía había intervenido por quejas constantes de los vecinos.

Los religiosos, en su defensa, habían argumentado que cuentan con habilitación municipal y que redujeron en los últimos años el nivel de ruido, pero esa situación no había podido ser acredita.

Si bien en la indemnización se incluye los gastos médicos que la situación le obligó a hacer a la demandante, no se reconoció el supuesto valor perdido en la propiedad, a pesar de constar en la investigación que la mujer tuvo problemas cuando intentó venderla.

      Embed

Comentarios Facebook