martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Política
28 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El nuevo mapa con los límites marítimos de Argentina aprobado por ONU

0
Comentarios


La Organización de las Naciones Unidas dio lugar al reclamo nacional y aceptó la ampliación del 37 % de la plataforma continental en el Atlántico sur. Mirá cómo quedó conformado el mapa actualizado

El nuevo mapa con los límites marítimos de Argentina aprobado por ONU
Foto:

El Gobierno argentino presentó este lunes los nuevos límites de su plataforma continental, recientemente aprobados por la Organización de las Naciones Unidas, que amplían los alcances de su soberanía en unos 1,7 millones de kilómetros cuadrados en el Atlántico sur, un 37 % más que antes.

"Es un logro muy significativo de la política exterior argentina. De esta forma se reafirman nuestros derechos de soberanía sobre los recursos de nuestra plataforma continental: minerales, hidrocarburos y especies sedentarias", destacó la canciller Susana Malcorra, quien no pudo participar en persona en el acto de presentación pero transmitió su alegría con un mensaje en vídeo.

Los nuevos límites fueron aprobados el pasado 11 de marzo por la Comisión del Límite Exterior de la Plataforma Continental de la ONU -integrada por 21 expertos internacionales dentro la Convención sobre el Derecho del Mar-, aunque el Gobierno de Mauricio Macri no hizo pública la noticia hasta la presentación oficial celebrada en Cancillería.

La decisión se adoptó a partir del trabajo de demarcación de límites realizado durante los últimos 20 años por una comisión de expertos juristas y científicos argentinos designados por el Poder Ejecutivo argentino.

      Nuevos límites del país.jpg

En ese sentido, el vicecanciller Carlos Foradori, encargado de encabezar la presentación de hoy en Buenos Aires, destacó que aunque el proyecto "ha hecho maduración en este momento", no es la victoria de "un Gobierno", sino el resultado de una "política de Estado" sostenida durante dos décadas.

El proyecto original incluía los territorios de las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, que se encuentran bajo dominio británico y cuya soberanía reclama Argentina.

Por ser territorios "en disputa" la Comisión de la ONU decidió postergar la emisión de cualquier decisión respecto a los límites que afectan a estos territorios, lo que Argentina considera una victoria ya que Reino Unido niega la validez de cualquier reivindicación.

"(La Comisión de la ONU) Claramente expresa que hay una disputa de la soberanía. El Reino Unido no reconoce la existencia de una disputa de soberanía y el hecho de que las Naciones Unidas esté depositando todos estos trabajos realizados para identificar el contorno exterior de la plataforma continental de la Argentina implica un reconocimiento claro de la disputa", expresó Foradori.

"Es un hito más en el camino del reclamo que hacemos nosotros", agregó el vicecanciller.
Además, Foradori apuntó que si en el futuro se reconoce la soberanía argentina sobre las islas, gracias a estos trabajos ya se tendrán demarcados los límites sobre la plataforma continental correspondiente.

Sobre el territorio recién reconocido, Argentina tendrá derecho "exclusivo y excluyente" para la explotación de los recursos del lecho marino y el subsuelo, entre ellos, posibles yacimientos de hidrocarburos.

Precisamente, la exploración hidrocarburífera en áreas cercanas a Malvinas había protagonizado algunos de los últimos capítulos de discusión entre Argentina y Reino Unido, ya que el Gobierno anterior, encabezado por Cristina Fernández, denunció penalmente a varias compañías que operaban sin la autorización de Buenos Aires.

Los 1,7 millones de kilómetros cuadrados recién reconocidos como territorio argentino se suman a los aproximadamente 4,8 millones de kilómetros cuadrados que ya integraban la plataforma continental argentina.

La ONU ha tomado el caso argentino como "leading case" (un punto de referencia) ya que es la primera vez que un país emplea todos los recursos disponibles para demostrar los límites de su territorio.

Los procedimientos incluyen complejas mediciones geológicas y consideraciones respecto a las distancias y profundidades, en función de las restricciones que plantea la Convención de la ONU sobre Derecho del Mar.

      Embed



 

Comentarios Facebook