domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
04 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Omar Mollo: “En el rock están los 4 o 5 de siempre, del tango no me voy más”

Anuar Peche
0
Comentarios
Por Anuar Peche


Hace rato colgó la Les Pauls para pisar fuerte en el camino del arrabal. Y aunque de arranque sintió “inseguridad”, logró instalarse en ese bendito ritmo del 2x4 que tanto mamó de pebete en Pergamino junto a sus viejos. Hoy prepara su vozarrón para encarar su clásico ciclo en el teatro Maipo y recibió a DIARIO POPULAR para hablar de todo.

Omar Mollo: “En el rock están los 4 o 5 de siempre, del tango no me voy más”
Foto: Omar Mollo - Foto Prensa Mollo.
Foto:

Los rockeros todavía lo extrañan con las Les Pauls colgadas al hombro y los Marshalls recontra al mango. El hombre marcó su huella en el rock pesado y un camino con M.A.M. (Mente, alma y materia). Pero Omar siempre tuvo otro amor en su vida repleta de notas y ritmos: el Tango. Ese que mamó de pebete en Pergamino, con el viejo y toda la familia Mollo en años donde reinaban los guapos, las gominas, el 2 x 4, y por supuesto que el folklore. 

Pero el bendito Tango, ese que arrancó fraseando allá por los 7 pirulos; con los años, ya se le hizo carne. Si hasta los que junan mucho del tema, elogiaron y elogian sus virtudes para cantar y expresar esta música tan compleja. 

Y ahora, con su nuevo disco "Tangamente" abajo del brazo en el que le rinde homenaje a grandes de estas y otras tierras, se prepara para seguir pateando la lleca del arrabal. "Ahora se viene el Maipo. El rock me dio mucho, pero del tango no me voy más", soltó Pato Mollo, mano a mano con DIARIO POPULAR, en la antesala de su clásico ciclo en el teatro de la calle Esmeralda.


      Omar Mollo 1JC.jpg
-Se viene "Tangamente" en el Maipo. Uno escucha este último disco y te sigue viendo rockear sobre el tango...

-Yo soy rockero, me doy cuenta de que estoy tocando con tangueros. A ellos tienen una parte adelante que no se les escapa nada, yo le meto mi parte rockera y mi plus de reviente sobre una base que está sumamente armada. En el Maipo vamos a repasar por todos los discos, Tangamente, con artistas invitados, y tengo unas perlitas que no las puedo decir por son sorpresa. La gente ya sabe lo que se va encontrar. Alguna cosita del flaco Spinetta, alguna zambita. Acá zapás y todo un poco, pero está todo armado y estudiado. En el rock es otra cosa.

-Más allá del rock, ¿el tango es otro de tus amores incondicionales?

-Es muy cierto. Nadie me quita que el principio fue el folklore y tango; pero como León (Gieco) y todos los que se iniciaron en el interior. Gracias a mis principios, cometí el lujo o el error de degenerarme con el rock jajaja. Pero volví a las fuentes.

-¿Esa fuente tanguera que empezó en Pergamino allá por los 7 años?

-Sí. Gracias a mi viejo, que era muy gardeliano, mi vieja también. Tenían mucho oído para la música los dos. Mi viejo, tenía un sólo defecto, era Gardel y solamente Gardel. Fue él que a los 6 me puso una guitarra en la mano, porque en la esquina de casa había una familia que enseñaba a tocar folklore, cantar y danzar. Aprendí con el apoyo de ellos, después cuando llegué a Buenos Aires me la quiso sacar, pero "no me saqués ahora lo que me diste una vez..." Mis principios fueron muy lindos a nivel artístico. Mirá que loco me venían a buscar en un colectivo de línea, a los 5 años para ir a una peña folklórica, y volvía a las 5 de la mañana. Ya venía de gira jajaja. Trasnoché desde chiquito jaja. Mi vida fue dedicada al arte y eso es lo que agradezco.

"Te perdonamos el pelo largo y el roncanrol"

-Y te metiste en una música muy exigente...

-Por eso tenía tanta, tanta inseguridad. No miedo eh, tuve inseguridad en mi primer disco. Pensaba: Voy a grabar y me va a pasar algo feo, no voy a poder cumplir la expectativa de los viejos tangueros ortodoxos. Y fue muy lindo porque me apoyaron los que saben. "Te perdonamos el pelo largo y el roncanrol", me decía Libertella, jajaja. Luis Stazo me decía: "pibe dónde estuviste todos estos años". Y Rubén Juárez me decía "vos pibe no te disfracés nunca de tanguero, seguí así como estás vestido. Como te vistas te queremos igual porque nos hacés acordar a los tangueros de antes". Tuve y tengo el calor de los que no se comían ninguno, por eso agarré con tanta seguridad el camino del tango. Desde ahí no paré más. ¿Qué más puedo pedirle a la vida?

-¿Y ahora con Tangamente qué sentiste?

-Ese disco fue el que me empezó a cerrar en mi cabeza la seguridad de decir que me la creo bien profesionalmente. Es el toque final. Ahora con este trabajo, puedo decir: groso Omar. Tengo 7 discos, no es joda eh. Y ahora con Tangamente, hay homenajes, músicos grosos, y un director musical como Diego Ramos que hay que sacarse el sombrero, impresionante. Muy feliz haciendo esto.

-¿El tango tiene rock y rock tiene tango?

-Al final del camino se encuentran. La mugre está en el tango y en el rock. Hay que ponerla a la mugre. Hay cantores muy bueno, que cantan hermosos y muy afinados, pero... A mí me dicen: "lo que menos te falta es mugre e interpretación". El tango cantado por Goyeneche, tienen todo lo que tiene que tener el tango, más la mugre del quía. Y el rock, no es lo mismo "el rock que ya sabés" o Iorio, que le pone la mugre. El toque de barrio, y de los bajos, jajaja. Y de la mugre...

-¿Extrañás la viola y la distorsión?

-Por supuesto, no me voy a olvidar jamás de ellas. Igual me doy el gusto...Ahora me llamaron unos chicos de La Plata, que se llaman Hijos del Viento, para grabar unas voces y violas en su tema "Malvinas Argentinas". Me gusta eso. Pappo decía (y pone la voz ronca del Carpo): "al Luna Park viene cualquiera de invitado. Pero hay que venir acá, yo estaba tocando en San Justo frente a la facultad, acá hay que venir". A mí me gusta que me inviten grupo que no son conocidos y que hablen con respeto, lo podemos invitar maestro...

      Omar Mollo.JPG
"En el rock están los 5 0 4 de siempre"

-¿Cómo ves la escena del rock actual?

-En este país la veo siempre igual, no va a cambiar nada. En el rock están los 5 o 4 de siempre. Las compañías no arriesgan ni un puto peso, y no les vuelve. Los que hacen cosas independiente se vuelven locos como toda la vida, y cada vez está peor. Pero el que le gusta, y el que está abajo, en la zanja, disfruta. Yo le digo a los pibes: "no me vengan con que formamos un grupo para". No, no, formen uno y hagan música. No piensen que es para algo. Hacé música, lo demás vendrá o no. Pero mientras tanto, tuviste la felicidad de hacerla de corazón. Si la querés hacer para algo y no pasa nada, tenés que ir al psicólogo 3 años. A todos les digo: fuerza y amor.

-¿Están siempre los mismos o no se muestran el movimiento que emergue como debería ser mostrado?

-Exactamente. No se muestra como debería ser mostrado. Hay gente que está haciendo algo por el billete, otros no. Estamos en una sociedad muy egoísta y muy material. Yo sigo en mi política y mi caminito que vengo haciéndolo hace años. Entré al tango y no salgo más, es tanto lo que me dio, que no me lo dio nada.

-¿Cuesta ser músico en Argentina?

-Cuesta, y mucho. Ni idea de los genios que hay, que no conocemos por las quebradas, por el sur y el norte. Me he encontrado con locos, que te dan vuelta la cabeza. En Europa es que es un genio es apoyado y llevado a una escuela. Acá también tenés oportunidades, pero afuera la cultura es prioridad. Este gobierno creo que se va poner las pilas, que imite al otro gobierno y que ponga más cultura que es lo que se hace falta para que el pueblo progrese.

-Independientemente de los bemoles, ¿qué es la música para vos?

-A esta altura, con 65, es un medio de liberación. Gracias a Dios que puedo cantar y que me paguen. ¿Sabés lo que es que te paguen por hacer lo que te gusta tanto y que puedas vivir de eso?. Y estoy muy agradecido a mi mujer, que está haciendo un aguante, el laburo sucio para que yo suba al escenario con toda la energía. En este país el músico tiene que hacer todo. Eso no me pasa por suerte. Soy un agradecido.

      Embed

"Cometí un error, ya lo aclaró Natalia"

Además de hablar del arte y la música en su vida, Omar Mollo no dejó de lado la polémica que se armó en torno al supuesto embarazo de Natalia Oreiro. ¿Qué había pasado? En el programa del periodista Carlos Polimeni, éste le preguntó a Omar: "¿Cuántos hijos de los Mollo se llaman M.A.M.?", por esa costumbre de los hermanos de ponerle esas iniciales a sus hijos. "Todos. Y ahora parece que viene otro...", soltó Omar. "¿Natalia Oreiro está embarazada?", repreguntó el conductor. En medio de un ataque de risa, Mollo dijo primero "Se está corriendo esa bola". Pero enseguida, Natalia salió y aclaró que iban a "ser abuelos y no padres", porque la embarazada era la hija de Ricardo, María Azul.

 "Cometí un error. Me preguntaron sobre esa costumbre de los nombres con M.A.N., y de ahí salió el tema. La verdad que mi sobrina está embarazada, la hija de Ricardo. Después en una nota, Natalia salió a decir, "se equivocó Omar" y ahí se armó un quilombo, jaja. De lo que levantaron de la nota, se armó el puterío. Pero no pasó nada. Tiene razón Natalia, me confundí", admitió Omar Mollo a DIARIO POPULAR.

DATOS

Omar Mollo regresa al Maipo (Esmeralda 443) para reencontrarse con el público porteño todos los martes de abril: 5, 12, 19 y 25. En este ciclo, Pato repasará su álbum "Tangazos" -grabado en vivo y editado en 2014-; "Barrio Sur" -con el que ganó el Premio Gardel al mejor álbum de tango 2013-; y presentará "Tangamente", su nuevo álbum lanzado a fines del año pasado.


      Embed





Comentarios Facebook