domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Política
30 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Macri-Carrió: el dilema de una aliada con derecho al pataleo

Gabriel Profiti
0
Comentarios
Por Gabriel Profiti


La denuncia de la diputada contra Daniel Angelici reafirma lo que viene planteando desde hace meses en todas sus apariciones mediáticas: que no va a hacer la vista gorda con la coalición que ayudó a llegar al poder

Macri-Carrió: el dilema de una aliada con derecho al pataleo
Foto: Cedoc
Foto:

Una embajada europea era el destino que había imaginado Mauricio Macri para Elisa Carrió, previendo las incomodidades que su socia podía ocasionarle en caso de llegar a la Presidencia, pero la diputada rechazó la salida diplomática y, con Cambiemos ya en el poder, asumió una posición de aliada con derecho al pataleo.

Esa postura la llevó en las últimas semanas a cuestionar duramente a varios hombres muy cercanos a Macri como el presidente de Boca, Daniel Angelici, y al empresario Nicolás Caputo. La volcánica diputada pidió a Macri que aleje a Angelici del rol no reconocido de operador presidencial en los tribunales federales, donde duermen o galopan las causas de corrupción, y reclamó que Caputo venda sus empresas y se dedique "a otra cosa".

"Tano" Angelici es un empresario del juego, con raíz política en la UCR, desde donde promovió a figuras del PRO, como la actual jefa de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso. Además, está al frente de uno de los hijos más mimados de Macri, Boca. Pero Carrió no repara en cercanías y ayer ratificó sus denuncias mediáticas ante la Justicia.

La diputada puso el grito en el cielo ante las versiones de que un sector del gobierno busca poner paños fríos a las causas de corrupción que vinculan a Cristina Kirchner, para no victimizarla, y que parece desacelerarse la posición inicial de ir contra jueces acusados de haber "jugado" con el kirchnerismo.

Otro blanco de sus dardos es el asesor Jaime Durán Barba, para quien a la sociedad "no le interesa la corrupción" y aconseja a Macri desde hace años centrarse en una agenda positiva. .

Cada aparición televisiva de Carrió genera un hormigueo en los pasillos de la Rosada, donde ministros y legisladores buscan línea para ver cómo responder ante alguna requisitoria periodística. El último fue el jefe de la cartera de Interior, Rogelio Frigerio, antes de ir a Intratables.

Sin embargo, Macri no parece dispuesto a llevarle el apunte. En las últimas entrevistas que dio defendió tanto a Angelici como a Caputo. De este último dijo que las empresas las fundó su abuelo y que por lo tanto no crecieron -ni lo harán- al calor oficial.

La gran pregunta es si la ex candidata presidencial está dispuesta a romper la coalición oficialista como hizo en 2000, al fundar el ARI, en caso de no obtener respuesta, o si sólo apuesta a ser coherente con su trayectoria política de denuncia sin quebrar la sociedad política con el Presidente.

A uno y otro lado aseguran que el diálogo entre Macri y Carrió es fluido y que se dicen las cosas de frente.

      Embed

Comentarios Facebook