lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Salud
31 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Policitemia Vera: una nueva esperanza para los pacientes

María Belén Gutierrez Sieiro (@Belengsieiro)
0
Comentarios
Por María Belén Gutierrez Sieiro (@Belengsieiro)


Es la segunda enfermedad más común de la sangre. Recientemente fue presentada una droga dirigida aquellos a los que otros tratamientos resultan insuficientes

Policitemia Vera: una nueva esperanza para los pacientes
Foto:

Es la segunda enfermedad de la sangre más común, después de la leucemia mieloide crónica, y se estima que por año se diagnostican de uno a tres casos cada 100.000 habitantes.  Así podría describirse en pocas palabras a la Policitemia Vera, una afección crónica caracterizada por una mutación que ocasiona que se produzcan muchos más glóbulos rojos de los que el cuerpo necesita.

Además, puede incrementar la producción de glóbulos blancos, plaquetas así como también aumentar el tamaño del bazo. Como consecuencia, si la enfermedad aún no se detectó, o bien no se la controla como corresponde, los pacientes pueden sufrir problemas tales como ACV, infarto de miocardio y trombosis arterial o venosa.

Es que al aumentar la viscosidad de la sangre, hace que los pacientes presenten un alto riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos. De hecho, se estima que los pacientes son cuatro veces más propensos a morir de un evento cardíaco.

Por lo general, la Policitemia Vera suele aparecer a los 60 años, aunque existen casos en pacientes mucho más jóvenes. Es que uno de los grandes problemas que presenta la enfermedad es que los síntomas pueden ser similares a los de otras y hace que en muchos casos se diagnostique erróneamente.

Si bien la enfermedad no se puede prevenir, sí pueden evitarse los eventos trombóticos relacionados a esta afección que pueden ser severos y que en algunos casos, son causante de muerte.

"Los pacientes que mantienen control estricto del hematocrito, tienen cuatro veces menos riesgo de muerte por episodios vasculares", sostuvo la Dra. Ana Inés Varela, médica hematóloga del Hospital Ramos Mejía.

La especialista recomendó además no fumar y controlar los factores de riesgo cardiovascular más conocidos, como el colesterol elevado, diabetes o hipertensión arterial. Hay que tener en cuenta que los pacientes mayores de 60 años y que tuvieron algún evento trombótico presentan más riesgo de padecer otro episodio cardiovascular.

Tratamientos

Hasta hoy, se trataba a los pacientes por largos periodos a través de flebotomías y terapias que reducen el número de glóbulos rojos o plaquetas. Pero hay un grupo para los cuales estas drogas resultan insuficientes.

Por eso, recientemente fue aprobado por la ANMAT un nuevo medicamento. Se trata de una droga, cuyo nombre es ruxolitinib, que se dirige al blanco específico, bloquea en las células la señal de proliferación y, de esta manera, se controla la producción excesiva de células de la sangre.

Sin embargo, es sólo para pacientes para los que ya no les resulte el otro tratamiento, ya que se trata de una terapia de segunda línea.

"La enfermedad no se cura, se hace crónica. La puede tener hace mucho y se descubre por una ACV", precisó la doctora. Por eso, es fundamental hacerse análisis periódicos a fin de que se la detecte rápidamente y se la trate lo antes posible.

      Embed

Comentarios Facebook