lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Política
31 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Archivo | El día que el país lloró a Raúl Alfonsín

Marcelo Pensa
0
Comentarios
Por Marcelo Pensa


El 31 de marzo de 2009 falleció el ex presidente radical quien encabezó la renovación de la democracia tras la sangrienta dictadura cívico militar de 1976

Archivo | El día que el país lloró a Raúl Alfonsín
Foto:

El 31 de marzo de 2009, a los 82 años, falleció el ex presidente de la Nación Raúl Alfonsín, quien había encabezado la renovación de la democracia tras el golpe de Estado de 1976. Un cáncer de pulmón y una complicación por una neumonía broncoaspirativa, terminaron con la vida del líder de la Unión Cívica Radical.

El gobierno nacional, encabezado por Cristina Fernández de Kirchner, decretó tres días de duelo nacional y sus restos fueron velados en el Salón Azul del Congreso Nacional, al que concurrieron, además de autoridades y políticos de distintos partidos, un número aproximado de 80.000 personas que debió esperar en fila entre cinco y seis horas.

Entre las autoridades políticas que participaron del acto se encontraban los ex presidentes Carlos Menem, Eduardo Duhalde, Fernando de la Rúa y Néstor Kirchner; la presidenta Cristina Fernández no pudo estar presente por encontrarse en la Cumbre del G-20 de Londres.

Después de un día sin mejorías que hacía prever lo peor, a las 21 el médico de Alfonsín, Alberto Sadler, anunció oficialmente que el ex presidente había muerto a las 20.30. 'Falleció tranquilo en su domicilio. Estaba dormido, con deterioro sensorial', explicó Sadler. 'Todo ocurrió con suma tranquilidad, con todos sus familiares alrededor', contó el médico, que había llegado para su visita de la noche y lo atendió en sus últimos momentos.

Dos horas antes, uno de los hijos del ex mandatario, Ricardo Alfonsín, había manifestado la preocupación familiar porque el ex presidente no mejoraba. 'Estamos muy preocupados porque esta vez no responde al tratamiento con antibióticos', había aventurado.

En el quinto piso del edificio de avenida Santa Fe al 1600, donde el caudillo radical tenía sus oficinas, no paraban de sonar los teléfonos. Los ex presidentes de Brasil, José Sarney, y de Uruguay, Julio María Sanguinetti, eran sólo dos de los que pedían noticias de la salud de su amigo.

      Murio Alfonsin Diario Popular.jpg

Más arriba, en el octavo piso, donde se ubicaba la vivienda de Alfonsín, sus hijos y hermanos recibían en el hall a los que llegaban a visitarlo. Entre ellos estuvieron Hermes Binner, Gerardo Morales, Luis Brandoni; Juan Pablo Baylac y monseñor Justo Laguna, el único que pudo verlo.

'Estaba consciente, me agarró fuerte la mano y no me soltaba', contó. Después de eso, Alfonsín (tratado con morfina para resistir los fuertes dolores y con oxígeno para poder respirar) no volvió a despertarse.

Cuando se conoció la noticia del deceso, Cobos, Morales, dirigentes de la UCR y del alfonsinismo, y hasta el peronista Felipe Solá llegaron para dar sus condolencias a la familia.

En la calle, una multitud lloraba al hombre que había encarnado el regreso de la democracia después de la dictadura que había asolado al país durante siete años. Muchos de ellos vieron en Alfonsín al "padre de la democracia", como se lo reconoce.

En 2008, Cristina Fernández lo homenajeó en Casa Rosada:

      Homenaje Alfonsin.mp4


      Embed
      Embed


Comentarios Facebook

Anterior Siguiente