jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
01 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Abogado tirador fue alojado en la cárcel de Marcos Paz

0
Comentarios


El abogado que mató al cerrajero Daniel de Negris fue alojado en la cárcel de Marcos Paz hasta que se resuelva su situación procesal. En tanto ayer inhumaron los restos de la inocente víctima.

Abogado tirador fue alojado en la cárcel de Marcos Paz
Foto:

El abogado del homicida del microcentro, quien el último martes mató a un cerrajero cuando disparó contra dos sujetos que le habrían robado una mochila con dinero, pidió que su defendido sea sometido a una pericia psiquiátrica, para que se determine la estructura de su personalidad. En tanto, ayer fueron inhumados los restos de la víctima, Daniel De Negris, en el cementerio privado Parque Iraola de la localidad de Hudson, en medio de escenas de dolor y el reclamo de justicia por parte de sus familiares y amigos.

Leonardo Rombolá, el letrado que asiste a Silvio Martinero, solicitó esa medida al juez de instrucción Luis Zelaya, mientras que el magistrado dispuso que el autor del crimen sea enviado a la cárcel de Marcos Paz, donde permanecerá detenido, mientras se resuelve su situación procesal.

"Queremos que se efectúe el peritaje para ver la estructura de personalidad que tiene Martinero, lo relacionado a lo intuitivo para actuar en base a su formación militar', sostuvo el abogado, al mismo tiempo que afirmó que el imputado "ingresó al Ejército Argentino como teniente primero, dado su título de abogado, luego ascendió a capitán y finalmente a mayor, tras lo cual pidió la baja hace alrededor de tres años".

Rombolá aclaró estos datos, debido a que el Ejército indicó, en forma previa y mediante un comunicado de prensa, que Martinero (de 45 años) 'no pertenece, ni perteneció a la fuerza'.

Por otra parte, en la causa declaró como testigo un hombre calvo que en un video que captó parte de la secuencia del asalto lleva una remera roja, se asusta y se da vuelta al oir los disparos. En su testimonio, aseguró que escuchó una detonación, se agachó, se dio vuelta y vio a una distancia lejana que había una moto y unos dos metros hacia atrás del vehículo, salió 'un fogonazo'.

Según la interpretación de la defensa de Martinero, este testimonio coincide con el de su cliente, que aseguró que debió disparar porque los delincuentes le pusieron un arma primero en el cuello y luego en el pecho, es decir, que estaban a poca distancia.

No obstante, llegaron al despacho del juez Zelaya, una serie de imágenes captadas por otras dos cámaras de seguridad de la zona, con las que se buscará reconstruir toda la secuencia del asalto, sucedido en la calle San Martín al 500, en el microcentro porteño.

'Las imágenes son prueba sustantiva que van a definir la situación procesal del imputado', se indicó.

En tanto, Rombolá también solicitó que su cliente amplíe su declaración indagatoria y dijo que luego de entrevistarlo ayer, en horas de la tarde, en la Unidad 28 del Palacio de Tribunales lo encontró 'destruido'.

'Me pidió que no cometa el pecado de consultarle nada y me dijo que no está para pensar, que para eso estoy yo', comentó el abogado, que aclaró que Martinero se dedicó especialmente al derecho en lo Contencioso Administrativo y no al Penal. Tras la charla con su abogado, el imputado iba a ser llevado anoche la Unidad Penal Nro. 4 del Complejo Penitenciario de Marcos Paz.

Mientras tanto, los restos del cerrajero Daniel De Negris (de 56 años y nacionalidad uruguaya) fueron inhumados en el cementerio Parque Iraola de la localidad de Hudson. 'Quiero Justicia. Era un marido de los que no hay, compañero, laburador, un buen padre, no molestaba a nadie, un ejemplo de marido, ojalá todas hubiesen tenido el marido que tuve yo y el padre que tuvieron mis hijos', dijo María Teresa Kujarechen, viuda de la víctima.

El hecho ocurrió el pasado martes a las 9.25 cuando Martinero llegaba a sus oficinas de la calle San Martín 551 y fue abordado en el hall de entrada por un delincuente que le arrebató una mochila, donde aparentemente llevaba 50.000 dólares y documentos. Su abogado aseguró que fue amenazado con un arma y que disparó por instinto porque era su vida o la de los ladrones, aunque manifestó que está arrepentido del hecho y hasta lloró ante el juez Zelaya.


      Embed

Comentarios Facebook