domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
01 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El centrodelantero, una preocupación grande para el Mellizo

Ricardo González
0
Comentarios
Por Ricardo González


Boca está vacío de goles y por ahora no encuentra un nueve que le dé soluciones. Mientras esperan por Osvaldo, Tevez jugará en esa posición que no le gusta. El apuntado es Abila, pero recién en junio, porque jugó la Copa con Huracán. Suena Leandro Fernández, pero Independiente no lo larga

El centrodelantero, una preocupación grande para el Mellizo
Foto:

Todo Boca sufre por el Nueve. La venta de Calleri, las continuas lesiones de Osvaldo, el error de no haber sumado otro delantero de área en el reciente mercado de pases y la falta de soluciones inmediatas en los juveniles, dejaron al técnico Guillermo Barros Schelotto ante un problema sin solución. El equipo padece por la falta de un definidor en el área y prueba de ello son sus apenas seis goles en el torneo local y el solitario tanto de Carrizo en la Libertadores.

"No le hacemos un gol a nadie", dijo el propio Carlos Tevez y de allí la preocupación por disimular esa falencia como se pueda y apuntar por un refuerzo de urgencia en caso de que se obtenga la clasificación a octavos de final en la Copa.

La recuperación de Osvaldo tiene plazos inciertos, y es por eso que lo inmediato el DT decidió colocar a Tevez más cerca del área, pero el mismo Carlitos aclaró "no soy 9, soy un segunda punta que juega detrás del delantero de área. Voy a cumplir con esa función porque el equipo lo necesita, pero la realidad es que no tenemos un Nueve y yo no lo soy".

Con este panorama, el Mellizo intentará llegar al gol por otras vías, con más movilidad y la llegada de los mediocampistas, pero en su cabeza está sumar un número 9 a corto plazo y otro más en cuando se reabra el libro de pases a mitad de año.

La primera posibilidad hoy está para la Copa, pero con el condicionante de que, por reglamento, debe ser un delantero del fútbol argentino y de un equipo que no haya participado de la actual Libertadores. Por ese motivo, el gran candidato a incorporar, Ramón "Wanchope" Abila, queda rápidamente descartado porque está disputando dicha competencia internacional para Huracán, aunque al mismo tiempo es casi una fija para que se incorpore a mitad de año, ya que es del gusto del cuerpo técnico, de la dirigencia y hasta amigo personal del principal referente del plantel, Carlos Tevez.

Con esas limitaciones en cuanto a la suma rápida de un Nueve, una de las pocas alternativas es Leandro Fernández, de Independiente, que sólo está jugando el torneo local. El ex Godoy Cruz estuvo en la mira de Boca, pero ante la indefinición de la venta de Calleri "durmió" en las gestiones y el Rojo se lo sopló justo un día antes de la transferencia del ex All Boys. Hoy Fernández no tiene muchos minutos en el equipo de Avellaneda, pero el presidente de ese club, Hugo Moyano, ya anunció que no se lo quiere vender a Boca, aunque por ahí no habría que descartar la chance de un préstamo.

Repasando otras alternativas del fútbol local, se podría nombrar a Scocco de Newell's o a Viatri de Estudiantes, pero la realidad marca que no están pasando por un buen momento. Todo un problema para un Boca que pide goles a gritos.

      Embed

Comentarios Facebook