miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
04 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Series | El fenómeno que vino del frío a calentar la TV

0
Comentarios


Qué tienen las ficciones de Dinamarca, Suecia o Islandia que cada vez tienen más adeptos en el mundo que las siguen por cable o por plataformas pagas de contenidos.

Series | El fenómeno que vino del frío a calentar la TV
Foto:

Las series nórdicas vienen cobrando un creciente protagonismo entre los fanáticos del género. Títulos como The Killing (Forbrydelsen), de Dinamarca; o Broen/Bron -El Puente o The Bridge- de producción sueco-danesa, se encuentran entre las series más vistas de los últimos años, destacándose no sólo por su calidad argumental sino por la profundidad de sus personajes y por mostrar el lado oscuro de sociedades idealizadas desde el afuera como las más avanzadas en calidad de vida y justicia social.

Todo comenzó con "Forbrydelsen", serie producida por la DR danesa que se estrenó en 2007 y que cuenta con tres temporadas. La historia de desarrolla en el departamento de policía de Copenhague donde la detective Sarah Lund, interpretada por la genial actriz Sofie Grabol, debe investigar el crimen de una joven estudiante. La trama se vincula con la corrupción política y escarba, con sutileza y sin golpes bajos, en los rincones más perversos de la psiquis humana.

La serie tuvo un gran impacto en Gran Bretaña, donde la emitió la BBC, y ese fue el puntapié inicial para que se hiciera la remake americana, "The Killing". La versión estadounidense comenzó a emitirse en 2011 por la cadena AMC con Mireille Enos y Joel Kinnaman en los personajes de Linden y Holder. La última temporada fue emitida por Netflix, dado que AMC desistió de continuar tras una baja en los números de audiencia.

En todos los casos, estas series agregan al tema policial un drama personal. Por ejemplo, los detectives son en sí mismos personajes complejos que tienen que superar muchos miedos y frustraciones para llevar a cabo sus investigaciones, rompiendo con varios clichés del género donde los detectives suelen ser estereotipos con una cierta frialdad en cuanto a sus sentimientos y con una destreza mental extraordinaria para resolver los casos.

Pero antes de Forbrydelsen, hay un fenómeno literario que seguramente tiene mucho que ver con este atractivo por los policiales nórdicos. Se trata de "Wallander", el detective sueco creado por el famoso escritor Henning Mankell, fallecido el año pasado y que ha vendido más de 30 millones de libros en todo el mundo, que dio origen a la serie del mismo nombre y que tuvo dos versiones suecas y una británica producida por la BBC, protagonizada por Kenneth Branagh. Wallander es un detective poco convencional, con métodos de trabajo "políticamente incorrectos" pero con una personalidad sensible y brillante que pone al servicio de la búsqueda de la verdad, aún a costa de su salud y de su vida familiar. La versión británica, "Wallander UK" es actualmente emitida por Film&Arts, los lunes a las 22.

Otra de las series emblema de este fenómeno nórdico es Broen/Bron (en danés y en sueco respectivamente, y traducida como The Bridge (El Puente) en su versión norteamericana). Es una serie sueco-danesa que se estrenó en 2011 y que comienza cuando en el puente que une a ambos países aparece un cadáver partido al medio. El asesino se encarga de colocar una parte del cuerpo en cada país para implicar de esta forma a una investigación policial conjunta entre las dos jurisdicciones. Un dato curioso de esta serie es que su protagonista, la detective Saga Norén (interpretada por Sofia Helin) padece de síndrome de Asperger y tiene muchos problemas para relacionarse socialmente con los demás. Es adicta al trabajo y los rasgos más humanos de su personalidad se dan a conocer al televidente de a poco y a través de la mirada de Martin Rohde (Kim Bodnia), su compañero de investigación. La serie original consta de tres temporadas, en cada una de las cuales se resuelve un crimen distinto y cada vez más complejo en cuanto a móviles y conflictos morales que se les plantean a los detectives. La remake americana, "The Bridge", fue emitida por FX en nuestro país.

Son dignas de mención Borgen y Trapped, la primera danesa, la segunda islandesa, que se reseñan aparte. Tampoco puede obviarse la serie Anno 1790, donde un inspector de la policía criminal de Estocolmo, defensor de los principios que inspiraron la Revolución Francesa, es el encargado de investigar los crímenes en la Corte Sueca e intenta cambiar la sociedad en la que vive. Ambientada a fines del siglo XVIII, esta serie sueca fue un éxito de distribución internacional y es protagonizada por Peter Eggers, Joel Spira y Linda Zilliacus. Se emite los martes de marzo a las 22 por Europa Europa.

Finlandia también tiene su aporte en materia de series a través de "Tellus", que explora la lucha de un grupo de ambientalistas por salvar al mundo. Este thriller se sitúa en Helsinki y cuenta la historia de este grupo llamado "Tellus" y que realiza sabotajes clandestinos a empresas que perjudican el medioambiente hasta que cometen un asesinato por accidente y comienza su cacería. Actualmente no está en pantalla pero se emite permanentemente por Film&Arts.

Otro ejemplo es "Fortitude", serie británica que se estrenó a principios del año pasado por la cadena Sky Atlantic pero que fue filmada en Islandia. La historia transcurre en un pueblo tranquilo del Círculo Polar Ártico, donde la policía no tiene prácticamente trabajo. El conflicto se desencadena cuando un hombre conocido en la comunidad aparece asesinado en su casa y la aparente tranquilidad del lugar se ve alterada con una sucesión de hechos misteriosos.

Cuerpos mutilados, intrigas políticas, corrupción, miserias y debilidades humanas, constituyen un combo perfecto para atrapar al televidente y sumergirlo en historias que van a paso más lento que las que estamos acostumbrados a ver, en especial aquéllas que vienen de la televisión estadounidense, y que se ambientan en una geografía exótica y muy difícil de pasar inadvertida.

      Embed

Tags

Comentarios Facebook