domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Participación

"Ya se perdió el alma de esa ciudad"

Señor director:

Sentados frente a nuestra computadora volvemos a nuestra infancia y a millones de recuerdos. Por las facilidades de no movernos de casa viajamos a los lugares donde hemos estado en nuestra infancia. ¡Ya no son los mismos! Nos los han cambiado.

Tal vez el empuje de la modernidad, de la ciudad o lo que sea, nos han dejado con lo que en la memoria teníamos. Debemos hacer un esfuerzo tremendo para reconocer aquellas calles que "pateábamos" y donde cada casa tenía un habitante.

Poco se ha salvado de aquellos tiempos. Dos o tres casas han quedado casi iguales. Pero aquellas que conocimos no están más. ¿Tras qué se ha corrido? Las personas que conocimos también han desaparecido.

Ya se perdió el alma de esa ciudad por lo que decimos la gente es la que hace a la ciudad y no viceversa. La maravilla que es recorrer, a miles de kilómetros esos lugares, tan ¿sagrados? para nosotros es culpa de los adelantos tecnológicos de Google Maps.

Todo o casi todo lo tenemos a mano y sin movernos de la silla. Y algo nos atenaza el cerebro. ¿Dónde están aquellos que fueron nuestros "compinches"? Tal vez doblando el codo y algunos por demás. La vida nos empuja y nos avasalla.

Juan R. Bell 

DNI 92.061.605

      Embed

Comentarios Facebook