miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
02 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Lo atraparon en Ecuador por un femicidio en nuestro país

0
Comentarios


El mexicano Waldo Marres Parra era buscado por el crimen de la docente Griselda González. Se habían relacionado por una red social y él viajó para conocerla. Dos días después de llegar, la mató.

Lo atraparon en Ecuador por un femicidio en nuestro país
Foto:

Un hombre de nacionalidad mexicana, que está acusado de haber matado a una docente en la localidad bonaerense de Francisco Alvarez con la que se había relacionado por la red social Facebook y viajado a nuestro país para conocerla, fue detenido en Ecuador.

Se trata de Waldo Mares Parra (de 33 años), quien fue apresado por agentes de la Subdirección de Inteligencia Antidelincuencial y de Interpol en una vivienda del cantón Milagro, en la provincia de Guayas, ya que tenía una pedido de captura por el femicidio de Griselda Noemí González.

El operativo, denominado "Octogésimo Octavo Paso", se realizó en este pueblo ecuatoriano, situado a 399 kilómetros de la ciudad de Quito, luego de que el sospechoso fuera ubicado entre los prófugos más buscados por Interpol.

Tras la captura, efectuada por los equipos especializados en vigilancia y seguimiento, Mares Parra fue trasladado a Quito, donde se realizarán los trámites legales antes de enviarlo a la Argentina. "Se sospechaba de la presencia del mexicano en esa zona desde hace alrededor de un mes, ya que allí vive su esposa, con quien tiene un hijo", se indicó.

En las últimas semanas, los detectives detectaron que Mares Parra había cerrado la cuenta de Facebook que utilizó para comunicarse con la maestra y comenzó a usar una que tenía anteriormente. Luego, determinaron que el sospechoso concurría a un locutorio cercano a la vivienda y obtuvieron su dirección IP (Internet Protocol), que es el número único e irrepetible con el cual se identifica una computadora conectada a una red.

Posteriormente, lo detuvieron y, tal como lo establecen las normas procesales ecuatorianas, quedó a disposición de la Corte Suprema de ese país.

Una vez que desde ese tribunal comuniquen formalmente la detención, el fiscal de Moreno Leandro Ventrichelli, quien interviene en la causa por el femicidio de Griselda González (de 39 años), solicitará la extradición de Mares Parra, que está acusado de "homicidio agravado por violencia de género", que prevé la pena de prisión perpetua.

La docente fue hallada estrangulada el último 13 de febrero en un departamento que había alquilado en la localidad de Francisco Alvarez, para, presuntamente, convivir con el ahora detenido, al que había conocido unos cuatro meses antes por intermedio de Facebook.

La mujer estaba separada de hecho de su esposo, con el que tenía una hija de 18 años y un hijo de 15, y vivían en el barrio Almirante Brown de General Rodríguez.

En ese contexto, la docente conoció a Mares Parra, quien residía en Guayaquil y con quien mantuvo una relación amistosa hasta que ella le envió dinero para que compre los pasajes aéreos con el objetivo de conocerse personalmente.

Mares Parra viajó el martes 9 de febrero desde Ecuador, hizo escala en Chile y finalmente aterrizó en el aeropuerto internacional de Ezeiza, donde lo esperaba la docente con su hija. La mujer había alquilado un pequeño departamento en el cruce de ruta provincial 7 y San Pedro, en Francisco Alvarez, dado que seguía viviendo bajo el mismo techo con su marido y sus hijos.

En esas circunstancias, González se quedó a dormir el miércoles en la casa de General Rodríguez y el jueves fue a la otra vivienda con Mares Parra. Sin embargo, una vecina declaró a los investigadores que esa noche escuchó una discusión y gritos hasta que vio salir al sospechoso, quien cerró la puerta con un candado.

El viernes, la hija de la mujer le envió varios mensajes a su madre y como no le respondió, el sábado se dirigió con su padre al departamento para ver si la encontraba.

Como la docente no contestaba el timbre, sus familiares llamaron a la Policía, que ingresó por la fuerza y constató que González estaba muerta. Luego, la autopsia estableció que la muerte se produjo por "asfixia mecánica manual".

Con los datos aportados por la hija de González y una tía de la víctima sobre el hombre al que había conocido, el fiscal pidió la inmediata detención del sospechoso. No obstante, los investigadores determinaron que había escapado el fin de semana a Uruguay a través de la empresa Buquebús y luego se perdió su rastro hasta que fue ubicado en Ecuador.



      Embed

Comentarios Facebook