viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
05 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Defendió a su madre de un abuso y le imputan un crimen

Néstor Llido
0
Comentarios
Por Néstor Llido


A Pedro Jesús Díaz le imputan la muerte de Néstor Bustos, con quien peleó por haber manoseado a su madre y quien murió días después por un paro cardiorrespiratorio. La mujer defiende a su hijo y dice que es inocente.

Defendió a su madre de un abuso y le imputan un crimen
Olga Beatriz Ruiz, visitó la redacción de Diario Popular
Foto: José Brusco / Diario Popular

Pedro Jesús Díaz está detenido desde hace más de un año, acusado de un homicidio que no sabe que cometió, aunque sí reconoce que agredió a trompadas a un hombre unos días antes de su fallecimiento, al reaccionar, de manera violenta, ante una de las tantas exhibiciones obscenas que le había efectuado a su madre y a su hermana. Y esta historia traumática de un conflicto vecinal, nunca resuelto, se ha transformado en una situación sin solución para este hombre y su familia, pues se encuentra privado de la libertad, procesado con prisión preventiva y sin fecha de juicio.

Desde su lugar de reclusión en un pabellón de la Unidad Penal 23 de Florencio Varela, Díaz (de 35 años) aguarda que "esto se termine de una vez por todas", con una imputación por "homicidio", basada en testimonios de terceros, ya que la muerte de Néstor Raúl Bustos se produjo por paro cardiorrespiratorio, en momentos en que estaba internado en el Hospital Evita Pueblo de Berazategui. Si bien reconoce que mantuvo un incidente en la calle, en la que lo golpeó, debido a que había manoseado a su mamá, sostiene que "tenía problemas con todo el mundo y no era el único que lo había agarrado a piñas por las cosas que hacía".

Una vez producido el deceso de Bustos, conocido en el barrio El Progreso de Berazategui como "El Gato" o "El Quemado", este hombre fue acusado y detenido, pese a que lo había denunciado previamente. "La Policía lo vino a buscar, se lo llevaron, estuvo unos días en la Alcaidía de La Plata y una vez que le dictaron la prisión preventiva en la causa que le iniciaron por homicidio, quedó preso en la cárcel de Florencio Varela. La investigación está en manos de la fiscal Silvia Borrone y nos dicen que el Tribunal Oral Criminal Nro. 4 de Quilmes debe decidir, pero ha pasado más de un año y no sabemos que va a pasar", señaló Olga Beatriz Ruiz, madre de Pedro Jesús Díaz, en diálogo con DIARIO POPULAR.

Todo ocurrió en la jornada del 7 de febrero de 2015, cuando la mujer salió de su casa para dirigirse a cargar la tarjeta SUBE en la calle 131 A, entre 16 y 17, se encontró con Bustos y cuando se le acercó, lo rechazó a insultos y empujones, debido a que, en varias oportunidades, había intentado abusarla.

"Me toca la cola y me quiere agarrar para besarme en el cuello, pero pude zafar a los cachetazos. Y cuando volví a mi casa, le conté a mi hijo, pero le dije que no haga nada, que me acompañara a la comisaría a denunciarlo. Cuando yo estaba agarrando mis cosas, lo vio pasar por la puerta y salió a buscarlo. Lo agarró a trompadas, hasta dejarlo tirado en el piso y una vecina, que tiene un kiosco en la cuadra, le dijo que iba a contarle a la Policía y se armó una discusión", detalló.

Esa pelea callejera representó el principio de una causa que lo tiene a este hombre como imputado, en base a ciertos testimonios, sin contemplar los "antecedentes" de la víctima y los problemas que mantenía con varias personas por sus actitudes, pues solía masturbarse a la vista de las chicas del barrio o hacía exhibiciones obscenas delante de las mujeres.

"Todos saben quien era el Gato o El Quemado, un mes antes intentó violar a un nene de 7 años, la mamá lo denuncio y la gente quiso lincharlo, además de incendiarle la casa. Hasta su propia familia no sabía que hacer con él, un hombre grande, de más de cuarenta años, que andaba con su carro por la calle, borracho o drogado, provocando líos", manifestó Olga Ruiz, para quien su hijo "es inocente y lo culpan de la muerte de Bustos sin pruebas, más que la pelea que tuvo unos días antes".

Díaz cuenta con un defensor oficial, pero la sensación de su familia es que "la causa está parada, ya que cada vez que vamos a la fiscalía de Berazategui o a los Tribunales de Quilmes nos dicen que no hay novedades, que hay que esperar". "Bustos tenía varios ingresos en la comisaría, la Policía sabe quien era, todas las denuncias que había en su contra. En nuestro caso, fui varias veces a denunciarlo, tanto cuando se masturbó delante de mi hija", concluyó la mujer.


      Embed



Comentarios Facebook