jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
05 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El Rojo se sigue mancando a la hora de los partidos clave

Luis Stocik
0
Comentarios
Por Luis Stocik


Ante Sarmiento necesitaba sumar de a tres para quedar a tres unidades del líder pero el empate no solo lo alejó sino que además otros equipos achicaron distancias y lo pasaron o alcanzaron.

El Rojo se sigue mancando a la hora de los partidos clave
Foto:

Independiente volvió a tropezar con la misma piedra que el semestre pasado. Cada vez que el equipo de Mauricio Pellegrino tiene que afrontar un duelo de importancia para dar el salto hacia un objetivo no consigue hacer pie; no da la talla. Ante Sarmiento necesitaba sumar de a tres para quedar a tres unidades del líder pero el empate no solo lo alejó sino que además otros equipos achicaron distancias y lo pasaron o alcanzaron.

Es una cuestión de actitud. Al Rojo le pesa convertirse en candidato, como que se rehusa, le escapa a la responsabilidad y termina desilusionando a su gente tal lo ocurrido en año pasado cuando comenzó soñando con el torneo, se fue acomodando después de un inicio flojo y cuando agarró el envió tuvo miedo escénico. Porque el balance fue negativo al quedar afuera de la Copa Argentina, después trastabillar en la Sudamericana y finalmente caer en el repechaje para la Libertadores después de perder de local ante Racing y por una mera diferencia de gol. Está muy claro, cuando tiene que hacer la diferencia no logra sacar pecho e imponerse.

Hoy por hoy, por más que en su momento Pellegrino haya sostenido que "si bien no logramos los objetivos ilusionamos a la gente porque logramos buen juego y buenos resultados" sabe que su figura no resistirá un nuevo traspié. Por tal motivo el entrenador necesitará enviar un mensaje claro no solo verbal sino que desde lo táctico abandonando cierta tranquilidad y equilibrio en búsqueda de vértigo y resultados. También el equipo necesita alguien que rompa, que sea desobediente, que se cuelgue la chapa de rebelde porque en los momentos clave de nada sirve estar atado a mandamientos. Ante Olimpo una vez más tendrá la necesidad de ganar o ganar porque una derrota lo deja afuera de la conversación por el torneo.

      Embed


Comentarios Facebook