lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Música
07 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Valle de Muñecas: "El rock debería ser música de gente entre 15 y 30 años"

Camilo de Cabo
0
Comentarios
Por Camilo de Cabo


A horas de la presentación de su último disco en La Trastienda, Diario Popular charló en exclusiva con Mariano "Manza" Esaín, cantante, guitarrista, productor y líder de la banda, una de las mejores de la escena argentina actual

Valle de Muñecas: El rock debería ser música de gente entre 15 y 30 años
Foto: Victoria Scwindt
Foto:

Valle de Muñecas es un claro ejemplo de la banda de culto que uno espera que en algún momento salte a la fama. ¿Por qué? Por el simple hecho de tener muchas GRANDES canciones sobre sus espaldas, algo muy difícil de lograr y de la que pocas agrupaciones pueden vanagloriarse.

Con 13 años de trayectoria, el cuarteto conformado por Mariano "Manza" Esaín (guitarra y voz), Luciano "Lulo" Esaín (batería), Fernando Astone (guitarra) y Mariano López Gringauz (bajo) se prepara para presentar en La Trastienda su último y muy recomendable álbum, "El Final de las Primaveras", el cual fue editado a fines del año pasado.

De cara al show de este viernes, DIARIO POPULAR entrevistó en exclusiva a Manza, líder del combo. La nota completa, a continuación.

      valle de muñecas 2x Victoria Scwindt14.jpg
Foto: Victoria Scwindt

-"El Final de las Primaveras" recibió muy buenas críticas, al igual que su anterior disco, "La Autopista Corre Del Océano Hasta El Amanecer". Si bien siempre tuvieron una buena recepción por parte de la prensa especializada, ¿por qué creés que estos dos álbumes lograron una mayor repercusión?
Yo creo que el tercer disco fue el primer disco en que nos preocupamos porque alguien lo reciba (risas). En Menos Que Cero, cuando salimos, se había hablado tanto de que éramos "la gran cosa nueva", "la nueva esperanza del rock argentino", que cuando vimos que no saltamos nos dimos varios cabezazos contra la pared. Y cuando arrancó Valle de Muñecas yo dije "no me importa mostrarle el disco a nadie, no quiero ir a tocar puertas, quiero hacer discos y canciones que me gusten y que se entere el que se tenga que enterar". Cuando teníamos listos los demos del tercer álbum, alguien me dijo que estaba buenísimo y que le veía potencial de sacarlo en la radio. Y si bien no terminó sonando en la radio nos preocupamos más en darlo a conocer y difundirlo. También tuvo que ver con que al momento de salir el disco, la banda estaba más armada que antes y cuando la banda está armada uno tiene más confianza en todo lo que hace. Por otro lado, también el tercer disco, y este más aún, fue uno de los primeros discos míos en los que apliqué un montón de cosas que hago cuando produzco otras bandas. La verdad es que hasta ese momento me costaba mucho desdoblarme en mis facetas de músico y productor. Es muy difícil autoproducirse, estar de los dos lados del vidrio al mismo tiempo. Y creo que en "La Autopista..." logre compatibilizar las dos cosas. Y lo que le faltaba al disco anterior, que fue un disco más construido por capas en el estudio pero en el que estaba un poco ausente esa cosa de banda en vivo que tenía el primero, creo que está en "El Final...". Lo que nos propusimos era lograr las dos cosas: que fuera fuerte y guitarrero pero al mismo tiempo que tuviera la textura y la profundidad que tiene "La Autopista...". Y creo que lo conseguimos.

-¿Estás de acuerdo con la opinión de gran parte de la prensa de que hay una continuidad en "El Final..." respecto a "La Autopista"?
Yo creo que hay una continuidad solamente porque tiene más relación con "La Autopista..." que con los otros dos. Uno no cambia de un día para el otro de golpe. Los cambios en general son paulatinos. También coincide con que son discos grabados con la misma formación, y eso se nota. No sé si los temas son intercambiables de un disco a otro en cuanto a producción. Creo que en éste, la producción va un paso más lejos que en el disco anterior. Este es un disco más rockero, más volado, más guitarrero... Más todo.

-¿Eso tiene que ver con lo que estabas escuchando en ese momento?
Seguramente. Y también con una necesidad que tenemos los músicos, o que yo por lo menos tengo, de buscar algo que no hayamos hecho antes. Uno tiene millones de discos escuchados, y en una época escucha más unos, y en otras otros. A veces cosas más contemporáneas, otras veces cosas más antiguas... Y siempre hay cosas que te dan ganas de hacer. Yo escucho muchas bandas y artistas  y se me van ocurriendo ideas.

-¿Cómo ves a la distancia los dos primeros discos de Valle de Muñecas y los discos que grabaste con tus proyectos anteriores?
A mí me siguen representando. El primer disco de Menos que Cero para mí está entre lo mejor que hice. Las canciones me siguen representando. Ya tienen 20 años, así que es obvio que alguna letra, alguna frase, hoy no la escribiría, pero las canciones están buenísimas. De hecho, siempre sumamos a los shows temas de Menos que Cero y en el show de La Trastienda vamos a tocar dos que no tocamos nunca. Obviamente, uno va cambiando y las cosas las va haciendo de manera diferente. Las cosas que hice con Menos que Cero y también los primeros dos discos de Valle de Muñecas están grabados en otras condiciones de grabación, en las que me costaba eso que te decía antes, pero en cuanto a arreglos y al nivel compositivo me parece que están buenísimos. Y en el medio está el disco con Flopa y Minimal (ver "A 14 años de Flopa Manza Minimal"), que está buenísimo, que soportó el paso del tiempo súper bien. Hoy sigue habiendo hoy gente que lo redescubre y lo canta. En definitiva, no estoy peleado con mi pasado para nada. Estoy bastante orgulloso de hecho (risas).

-Teniendo en cuenta que son una banda cancionera, ganchera y creativa, ¿por qué creés que nunca lograron dar un salto hacia la masividad o, aunque sea, la semi masividad?
Qué se yo... La verdad que a mí me encantaría que la música que hacemos la escuche la mayor cantidad de gente posible. Pero no se dio, no tengo otra forma de decirlo. Habrá parte de culpa de cómo es la industria de la música en Argentina, y otra parte de culpa nuestra, seguramente. No sé qué parte porque si lo supiera lo corregiría (risas). El éxito depende de muchísimas cosas: del talento, de tener la propuesta indicada en el momento indicado, de la suerte, de algunas decisiones que uno toma. No depende sólo de tener buenas canciones o discos bien grabados. Hay tantas variables que seguramente algún casillero no habremos llenado.

-Suele darse en Argentina que gran parte de las bandas logran repercusión cuando sus integrantes pasaron los treinta, a veces por mucho. ¿Por qué creés que pasa eso?
Eso es terrible... No tengo idea. Quizás es por la cultura del aguante. Eso de que hay que premiar al que resiste, al que se la banca... Cuando hay una banda de pendejos de 23 o 24 años que sale y tiene éxito, todo el mundo dice que es un invento. En cambio, cuando una banda tiene 20 años de carrera dice que se lo ganó por la trayectoria. Me parece muy poco sano eso. El rock debería ser música de gente entre 15 y 30 años. De hecho, el público tiene esa edad más o menos. Sería bueno que a las bandas les vaya bien a los 25.

-Vos dijiste en una entrevista que Menos que Cero se separó porque algunos de tus ex compañeros no quisieron seguir debido a que la banda no lograba la repercusión esperada, y que vos te mantuviste en la escena por tus ganas de seguir tocando y de aguantar, porque quienes resisten en algún momento son recompensados de una u otra manera...
Sí. Y esos ex compañeros eran gente de mucho talento que podría haber seguido tocando, solamente que no tenían ganas de seguir bancándose el "que pase tan poco". Yo estoy convencido de lo que quiero hacer, pero yo también compongo, y tengo una idea estética que mostrar. Pero para una persona que es solamente un instrumentista es complicado, porque está lleno de forreo todo. Todo el tiempo hay gente que te ningunea y que a pesar de tener muchos años de tocar no te trata como tal, sólo porque nunca tuviste un éxito masivo. Y para muchos es jodido bancarse eso. Yo me la aguanto porque estoy convencido de que quiero hacer esto y tengo nuevas ideas de que quiero llevar a cabo y que quiero mostrar.

-¿Te cansaste de algo del rock?
Y, un montón de cosas me cansan. Pero también son más las cosas que me siguen gustando. Sí, hay un montón de cosas que son insoportables del rock.  Pero sigo saliendo a ver bandas y encontrando cosas que me gustan y que me dan ganas de hacer otras cosas. Al mismo tiempo, yo soy un enamorado del rock. Soy la persona que soy gracias al rock y la historia del rock. Me morfé todas las fábulas y leyendas del rock desde chiquito y me gusta toda esa mitología y me gusta ser parte.

      valle de muñecas 3 x Martin Santoro13.jpg
Foto: Martín Santoro

-¿Y cómo ves el momento actual del rock argentino?
A mí me gusta. Me parece que hay un montón de bandas que están buenísimas. También hay algunos sellos independientes que están trabajando cosas en conjunto y que tienen una línea estética definida. Hay un montón de bandas que aprendieron a hacer discos y a plasmar una estética en un disco, que es todavía más importante que a hacer un disco técnicamente excelente. Me parece que ahora los discos son objetos sonoros en sí mismos. Hay mucha gente que aprendió el oficio de productor y lo importante que es tener un técnico de grabación con concepto estético y mucha música escuchada.

-¿Qué te parece Acorazado Potemkin y la repercusión dentro de la escena que está teniendo?

Y, es la banda de mi hermano y los otros integrantes son amigos mios también, por lo que me pone muy contento que les vaya bien. Estéticamente somos bandas muy diferentes. Me cuesta opinar objetivamente. Produje el disco y es uno de los cuales estoy más orgulloso.

-¿Y cómo te manejás con tu hermano para laburar teniendo en cuenta que él, además, toca en Motorama?
Y, hay momentos. En general las agendas se van acomodando. Por el momento no es algo insalvable. Obvio que a mí me gustaría tocar todos los fines de semana, pero tampoco todos los miembros del grupo pueden tocar todos los fines de semana o irse de gira cuatro días al interior. Mi hermano hace malabares con la agenda (risas). No sé cómo hace.

-¿Te interesaría tener un proyecto paralelo?
No. O por lo menos no lo tendría con esa intensidad de neuronas metidas adentro. Tengo un montón de ideas que me gustaría llevar adelante en algún momento, pero no las pondría como prioridad. En este momento no puedo pensar en otro proyecto que no sea Valle de Muñecas.

-¿Pero te gustaría hacer música que no entre en la identidad y estilo de Valle de Muñecas?
Sí, me gustaría. Me gustaría quizás hacer algo más acústico, también algo más basado en máquinas y loops... Pero tampoco sé si me gustaría hacer un proyecto así. Quizás me gustaría sólo grabar un EP. No estoy para tener un proyecto paralelo y sé que la estética de Valle de Muñecas me representa bastante.

-A tus 45 años, ¿qué te emociona de una canción?
Es tan difícil de explicar... Por empezar, las emociones no son siempre las mismas, y no son las mismas emociones las que uno busca. No es la misma emoción la que me provoca escuchar un tema de los Sex Pistols que uno de Morrissey o de Pavement. Cada cosa te mueve cosas distintas. A veces uno escucha un cambio de acorde, una manera de cantar, y se te pone la piel de gallina. Y a veces escuchás música que te hace sonreír, que te hace pasarla bien un rato y ya. Es algo que no se puede explicar. La parte intelectual la puedo explicar detalladamente. La parte emocional... qué sé yo (risas).

-¿Y qué es lo que creés que emociona de las canciones de Valle de Muñecas?
Creo que es que transmitimos lo que sentimos cuando estamos tocando. Si a nosotros nos emociona lo que estamos tocando, si nos apasiona, esa sensación es fuerte. Cuatro personas con esa sensación al mismo tiempo sí o sí se tiene que transmitir. También para eso se requiere un público ávido de ser emocionado. Si uno te  ve parado a un costado, frío y a la defensiva analizándote, no se va a emocionar. Uno cuando se emociona de alguna manera se desprende de algún tipo de coraza. Está como permeable a sentir eso. Si no, no se emociona. Entonces se necesita que el que escucha esté permeable a recibir ese tipo de sensaciones y que nosotros transmitamos arriba del escenario eso. Eso es lo que se necesita.

-La última: ¿qué podemos esperar del show de La Trastienda?
Para empezar, vamos a tocar el último disco completo. También vamos a tocar mucho de los discos anteriores, y los temas más festejados los vamos a tocar todos. También algunos temas de proyectos anteriores. Va a haber un par de sorpresas en cuanto a canciones.

      valle de muñecas 4 x Victoria Scwindt15.jpg
Foto: Victoria Scwindt

A 14 años de Flopa Manza Minimal

-¿Cómo te cae que gran parte del público te conozca más por Flopa Manza Minimal que por el resto de tus proyectos?
No me cae mal. Parte del suceso que tuvo, en términos relativos porque tampoco llegó a la masividad, es que una de las tres partes del proyecto es Minimal, y Minimal está en Pez, y Pez es una banda que si bien no es masiva lleva mucha gente y tiene un montón de seguidores. Es una de las bandas más importantes del rock argentino, y eso es algo que no se puede desdeñar. También mucha de la gente que conoce Valle de Muñecas viene de ser fan de Pez. Así que mal no me puede caer.

-¿Cómo veías el disco en el momento en que salió y cómo lo ves ahora?
El disco lo hicimos de una manera muy distendida, casi jugando. Era un momento muy especial, porque justo se había separado Menos que Cero y yo tenía temas como "Dejadez" y "Trampas", que si hubieran sido plasmados un año antes hubieran sido de Menos que Cero y si hubieran sido plasmados dos años después serían de Valle de Muñecas. Justo esos dos temazos quedaron en ese disco. Por otro lado, Flopa no había grabado nada nunca, por lo que tenía muchísimos temazos. Realmente pienso que las mejores canciones que tiene el disco son las de Flopa. Y Minimal... En ese momento Pez tenía una identidad muy marcada y él es un tipo súper versátil, que todo el tiempo compone cosas que por ahí no encajaban en la estética de Pez, así que también aportó lo suyo. Qué se yo. Creo que es el clásico caso en el que la suma es más que las partes. Se generó algo que no terminó sonando a ninguno de nuestros proyectos. Por otro lado, el tiempo le dio  otro lugar al disco. Después de su salida surgió una generación bastante importante de gente con una estética más cercana al folk y al cantautor. Quizás también fue una cuestión de época. Muchas veces se dice "tal fue el precursor" o "el originario de tal movida", pero en realidad hay épocas que se da a nivel muncial. Acá eso justo fue el momento de Cromañon y se dio una generación de muchos artistas que se acompañaban solamente con guitarra. Y nosotros calzamos justo un poquito antes de todo eso. No es que fuimos visionarios ni mucho menos. Solamente un día nos juntamos y dijimos "vamos a hacer esto". Y tuvo mucha más repercusión de la que esperábamos. Es un disco que a mí me generó un montón de alegrías. Muchas veces voy a radios y varios preguntan si soy el mismo de  Flopa Manza Minimal, porque no conocen el resto de las cosas que hice. En ese sentido, cuando salió "La Autopista...", que tuvo buena recepción, mucha gente dijo "ah, Manza es el mismo de Flopa Manza Minimal, y de Menos que Cero, y el que produjo tales discos...". Mucha gente vio que era la misma persona la que estaba detrás de todo eso.

-¿Y por qué te peleaste con Minimal?
Y qué sé yo... Nos conocemos desde hace mucho tiempo y cuando más te conocés con una persona, más de frente decís las cosas, y cuando algo te molesta, si no es el proyecto principal de tu vida, en un momento decís "bueno, no tenemos por qué estar juntos así si no la estamos pasando bien". Ahora no tocamos juntos pero sin embargo nos vemos bastante seguido, pero para que el trío funcione se necesita que las tres partes estemos pila, con ganas de tocar con los otros dos, y no muy ocupados con otros proyectos. Cuando se dan todas esas condiciones toca el trio, cuando no, no toca.

-¿Tu salida se da por una interna del trío o por una pelea personal con Ariel?
Ya ni me acuerdo (risas). Nos peleamos y dijimos "bueno, cortemos".

-¿Te gustaría grabar algo nuevo con él y Flopa?
No sé. El año pasado estuvimos a punto de hacerlo. Pero después justo cada uno sacó discos. Así que quién sabe. Tenemos temas nuevos, y de hecho los estamos tocando cuando nos juntamos. Medio disco tenemos seguro.

Valle de Muñecas se presenta en vivo este viernes 8 de abril en La Trastienda (Balcarce 460, CABA).
      Embed



Comentarios Facebook