sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 0° H 100.0%
09 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Sin el asfalto, Agostina es una rehén en su propia casa

0
Comentarios


Tiene 13 años, vive en San Francisco Solano y se moviliza en silla de ruedas. El barro que se acumuló por las tormentas le impide ir a la escuela y al centro de rehabilitación en el que intenta mejorar su calidad de vida.

Sin el asfalto, Agostina es una rehén en su propia casa
Foto:

Cada vez que llueve Agostina Ramírez no puede salir de su casa para ir a la escuela o realizar su tratamiento médico, que lleva adelante debido a una parálisis cerebral que la obliga a movilizarse en silla de ruedas. Por este motivo, la madre de esta adolescente de San Francisco Solano elevó un reclamo al Municipio de Quilmes, para que asfalten la calle donde viven y, de esta manera, ella pueda mejorar su calidad de vida.

Tal como lo expresó el intendente Martiniano Molina esta semana durante una reunión que mantuvo con vecinos, Solano es el sector más postergado del distrito. Una muestra de ello es el estado de la gran mayoría de sus arterias, que se tornan intransitables luego de una tormenta porque no están pavimentadas.

En la calle 825, a metros de la avenida Ribereña Las Piedras, Agostina vive junto a su madre y dos hermanas. El barro que se acumuló esta semana debido a las constantes precipitaciones, mantuvo de rehén a esta joven de 13 años en su vivienda.

Si bien la obra social de Agostina puso a disposición un servicio de remís, su madre explicó que ningún auto se atreve a ingresar hasta la puerta del domicilio, debido al dificultoso estado del camino tras las lluvias. 

"Sólo quiero que mi hija tenga una mejor calidad de vida", manifestó con angustia Silvia Brandán, madre de la joven al Diario San Francisco.

Unidos por ella

Silvia se encuentra hoy en día separada del padre de Agostina, pero a pesar de ello entre los dos trabajan colocando escombros para poder salir del barrio y que la niña no pierda su necesario tratamiento, el cual lleva adelante en el centro de rehabilitación Ceryk de Quilmes Centro, mientras que cursa sus estudios en la escuela Vidka de la localidad vecina de Adrogué.

Paliativo

Arrojar escombros sobre el barro es un paliativo que implementan muchos vecinos de Quilmes, que se encuentran a la espera de las postergadas obras de asfalto tan necesarias en decenas de barrios. 
Zona de los archivos adjuntos

Tags

Comentarios Facebook