lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
11 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Alessandra Rampolla: “la campaña #NiUnaMenos debería ser universal”

Grisel Coyle
0
Comentarios
Por Grisel Coyle


La conductora regresó a la TV con la segunda temporada de “Escuela para Maridos” y cuenta porqué todavía no ha tenido hijos.

Alessandra Rampolla: “la campaña #NiUnaMenos debería ser universal”
Foto:

En la nueva temporada de Escuela para Maridos, Alessandra Rampolla (42) pone en juego todos sus conocimientos sobre sexología. En el reality de Fox Life (jueves, 22 hs) la presentadora puertorriqueña comparte sus conocimientos con parejas en crisis o que necesitan resolver problemas en común.

"Consumo mucho twitter porque me interesa saber cuál es la reacción de los trabajo que hago, qué dice la gente. Y siento que aunque esté haciendo un programa reality, que es televisión y entretenimiento, de cierta manera, se está haciendo algo de labor social".

¿Cómo se llega al femicidio?

-Nuestras culturas latinas son tan machistas, han oprimido durante tantas generaciones a las mujeres, que es impresionante. Lo vi en México donde el machismo es mucho más descarado que en Argentina. Llega un momento en que uno lo asume como tan normal... Una opresión por aquí, una opresión por allá, que no te das cuenta de cómo eso escala. Desde una primera situación a que termine a que sea más y más intenso el tema de la violencia, es así. La gente no acaba de entender que tienes que respetarla desde el principio porque eso, necesariamente, va a ir escalando. Cuando cruzaste una línea y te quedaste cómodo en este nuevo parámetro, la próxima línea que cruzas va a ser más intensa. El horror más grande, por supuesto, es que alguien termine matando a otra persona, como consecuencia de esa violencia. A mí me encantaría que en otros países se estuviera dando tanta importancia al femicidio, a la equidad de género y a tantas otras cosas como sucede acá pero no es el caso, todavía. Vi algunas cositas en Puerto Rico con equidad de género pero desde el lado de que está bregando con la legalización gay y con cosas que ustedes tienen entendidas desde hace un montón de años. Quisiera que la campaña de Ni una Menos, que la sigo y estoy muy pendiente, me encantaría que fuese global.

¿Un hombre que ama a una mujer cómo llega a matarla?

-Es la culminación de la violencia doméstica. Porque, justamente, la pasión puede manifestarse de dos costados muy distintos. Es apasionado el momento de terminar uno con la vida o estar en un enojo muy muy fuerte. Suena rarísimo pero hay una pasión detrás de un impulso. Cuando uno se enamora es una sensación que parece nacer todo el tiempo, un impulso que te sale de adentro e inspira a hacer cosas que, generalmente, no harías. Es un estado de cierto grado de locura. Y lo otro también es un estado de cierto grado de locura. Hay muy poco salud mental o muy mal manejada. No somos, en términos generales, países tan equilibrados. Es un estado de locura que no haya equidad de género en el mundo de hoy, con tanta información y facilidad de comunicarnos.

En el programa incorporaron a una pareja gay pero todavía no serían bien vistos en muchos aspectos. Hay gente que considera que no puede criar a un hijo porque si no también va querer ser gay.

-Te das cuenta toda la ignorancia que hay en términos de las relaciones gay. Una de las cosas que me entusiasmó cuando me dijeron que estaba incluida esta pareja en la nueva temporada del programa, es que para mí es una oportunidad de mostrar la realidad de la pareja.

Hoy muchas parejas se conocen por redes sociales...

-¿Quién se casa por Tinder? En la vida los amores aparecen de la manera más extraña. A veces, una cosa que te parecía que nada que ver, terminó desencadenando en conocer a alguien donde se pudo engranar desde un lugar real y profundo y convertir en una persona importante en tu vida. Pero si hay mucha idiotez y empiezan por Tinder diciendo que lo que quieren es algo casual, y no es así.

"Hoy en las relaciones se vive en la cultura del descarte"

"Años atrás, las parejas estaban casados cuarenta casados y hoy... Pero muchas veces eran cuarenta años infelices, en donde no la pasan nada bien y seguían adelante igual. Hoy no se piensa en que lo que está dañado, se arregla. No lo mandás a arreglar. Lo botás y conseguís algo nuevo. No sólo en la relaciones si no en la cultura en general. Es una cultura de descarte. Y, por otro lado, está el valorarse y elegir la felicidad, darse cuenta cuando algo, simplemente, no da más. Nos fuimos de un extremo al otro y no llegamos a un lindo balance", dice Alessandra Rampolla.

En otro orden, indica que "para las cosas más importantes de la vida, nunca nos educan. Te vas a freír papas a un local de comidas rápidas y tenés dos semanas de entrenamiento. Te vas a casar y que... Vas a ser mamá y papá y qué...".

"Me imagino que muchos deben decir por qué hablo si no tengo hijos"

"El autoentendimiento y el autoanálisis y ser consciente de los pasos que se toman en la vida y hacerse responsable de eso, es importante", dice la sexóloga.

Rampolla agrega: "También, hay que tener en cuanta qué pasa con la llegada de los hijos a la pareja. Provoca celos, sensación de desatención. Cambia lo que venías conociendo pero son procesos pasajeros, no de toda la vida".

En la misma dirección, sigue: "Uno se prepara para las movidas reales de la vida. O te tirás a la movida y después decís que no te gusta. Hay control de la natalidad si no estás ciento por ciento seguro de que puedes lidiar con lo que viene".

Alessandra Rampolla asegura a continuación que "tener un bebé no es algo para hacer livianamente, ni a ver como nos sale o porque queda lindo y para la foto familiar. Hay un prejuicio muy grande sobre la mujer que llega a determinada edad y no tiene hijos".

Luego, cita su caso particular: "Me pasa que yo soy una que no tengo hijos. No sé si soy mal vista pero me imagino que muchos deben decir por qué hablo si no tengo hijos".

Continúa su reflexión la profesional que "las elecciones de la vida pasan por un montón de lugares. No todo el mundo tiene que ser mamá y papá, tiene que estar en pareja. ¡Por qué pensar de que tenemos que encasillarnos en cosas tan específicas?".

"Cada uno tiene que buscar su felicidad y vivir su vida en plenitud como le nazca y salga", explica. En seguida aclara que "el límite de la tolerancia en una pareja está en el límite de dignidad que cada persona tiene. En qué momento de lo que está sucediendo tienes que elegir a la otra persona o a ti".

"Ante la encrucijada de amar mucho a una persona y el estar uno, desaparecer por un amor o elegirse uno, hay que elegirse a uno siempre", dice.

"Cuando estás pensando en desaparecer tú en pos de otra persona, estás frito. No va a funcionar, por más que ames a alguien", indica con claridad.

Continúa: "Hay amores que son enfermizos, hay amores que no hacen bien, otros codependientes... A veces, no te das ni cuenta pero poquito a poquito te va erosionando cuando te paras a ver, tienes una cosa amorfa, extraña, que ya no eres ni tu".

Luego, siguiendo con la reflexión, la profesional apunta para finalizar: "Nadie cambia del todo pero se puede ajustar comportamientos. Uno puede ser una versión mejorada de sí mismo. Un poquito menos oscura, egoísta, un montón de cosas. Desde ese lugar, se puede trabajar mucho pero está en cada uno de los integrantes de una pareja".
      Embed


Comentarios Facebook