jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Provincia
12 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Unas 60 localidades buscan separarse de sus municipios

0
Comentarios


Unas 60 localidades de la provincia de Buenos Aires quieren separarse de sus municipios para formar nuevos distritos junto a otras localidades o de manera individual, pero con el fin de lograr una mejor administración.

Unas 60 localidades buscan separarse de sus municipios
Lezama se separó del partido de Chascomús.
Foto:

Movimientos autonomistas de unas 60 localidades de la provincia de Buenos Aires reclaman la separación de sus municipios para constituir nuevos distritos, al considerar que el actual sistema de gobierno municipal impide el desarrollo local y la mejora en la calidad de vida de sus habitantes.

Entre las localidades que quieren separarse se cuentan Abasto, Bernal, Banfield, Temperley, Virrey del Pino, Ciudad Evita, Paso del Rey, Libertad, Darregueira, Villa Ballester, Gerli, Batán, Hudson, Lima y Gregorio de Laferrere, por ejemplo. Mientras que otras localidades bonaerenses plantean la unificación de sus territorios dispersos en dos y hasta tres partidos distintos.

"El sistema municipal de la provincia está caduco porque es centralista y lo único que puede ponerle paños fríos es una redistribución territorial", planteó Omar Iraizoz, representante de la Asociación Provincial por el Reconocimiento de Nuevos Municipios.

El dirigente autonomista consideró que "al ser territorios más chicos, a pesar del sistema político actual, se puede administrar mejor".

"Este sistema municipio-partido lo dice todo, ha partido a los pueblos preexistentes al desarrollarse sólo las cabeceras en detrimento de la periferia", explicó.

No obstante, Iraizoz aclaró que "la solución de fondo al desorden que es la provincia es que la Legislatura apruebe una ley marco para la creación de nuevos municipios y así terminar con las presentaciones de proyectos individuales".

"La provincia tiene una ley para transformar localidades en ciudades, pero adolece de una falta que es no tener una norma para transformar ciudades en nuevos municipios", aseveró.

Dijo también que "es fundamental el apoyo del Poder Ejecutivo provincial para que se aprueben los proyectos legislativos de división existentes hoy en la Legislatura, al recordar que el último gran fraccionamiento de los municipios fue impulsado por el gobierno de Eduardo Duhalde en 1994.

De los 23 partidos que hasta 1994 integraban el Conurbano fueron divididos Esteban Echeverría (Esteban Echeverría y Ezeiza), General Sarmiento (José C. Paz, Malvinas Argentinas y San Miguel), Morón (Hurlingham, Ituzaingó y Morón) y San Vicente (Presidente Perón y San Vicente).

En rigor, el 22 de diciembre de 2009 la Legislatura sancionó la ley que creó el municipio número 135, Lezama, que se separó del partido de Chascomús, también promovido por el gobierno de entonces.

Asimismo, el dirigente autonomista comentó que en los próximos días representantes del Movimiento Provincial por el Reconocimiento de Nuevos Municipios se reunirán con el subsecretario de Gobierno y Asuntos Municipales provincial Alex Campbell, a quien le reclamarán el apoyo político para la sanción de una ley marco.

"Los proyectos de ley marco nunca pudieron ser aprobados en la Legislatura por falta de apoyo del Poder Ejecutivo provincial", aseguró, a la vez que planteó la necesidad de sancionar una norma en este sentido "para que no tengamos que ser los ciudadanos de a pie quienes salgamos a pedir algo".

Al respecto, Iraizoz dijo que una ley marco debe establecer como requisito la existencia en esa ciudad de instituciones como bancos y registro civil, por ejemplo, y la convocatoria a un plebiscito no vinculante en la localidad para ver si realmente se quiere la autonomía".

"Otro de los requisitos es la preexistencia de una comisión impulsora, porque no tiene sentido si nadie pide crearlo", destacó para señalar que "será imprescindible además un estudio de un organismo provincial o nacional que dicte si es factible de la creación de ese municipio".

Por último, destacó que los proyectos de ley marco "son las únicas iniciativas en los últimos seis o siete años que han tenido tratamiento en ambas cámaras y nunca pudieron convertirse en ley"."Es un caso inédito, lo cual demuestra que la intencionalidad política de los diputados y senadores está en sacarla, pero faltó la voluntad política del gobierno provincial", completó.

      Embed




Comentarios Facebook