domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
12 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El Mellizo los puso en fila y descargó toda su bronca

Ricardo González
0
Comentarios
Por Ricardo González


Después de la derrota fea ante Tigre, el técnico tuvo otra práctica a los gritos, intentando hacer reaccionar al equipo de cara al choque clave de la Copa, ante Racing, en Avellaneda. Silva o Fabra es la única duda.

El Mellizo los puso en fila y descargó toda su bronca
Foto:

E l torneo se terminó para Boca, ya es historia. Luego de la caída ante Tigre se fue la última esperanza de poder pelear hasta el final y ahora la mira quedó enfocada, más que nunca, en la Copa Libertadores, con un partido a la vista también determinante para saber si la ilusión de pasar a octavos de final se mantiene viva. La cita es mañana, a las 19.30, nada menos que ante Racing y en Avellaneda, con la obligación al menos de sumar un empate para poder luego definir de local ante Deportivo Cali en el último capítulo de la fase de grupos.

Hasta ahí, todo claro, al menos en los papeles, pero lo cierto es que fue tan malo lo realizado en Victoria que el técnico xeneize, Guillermo Barros Schelotto, ayer "se descargó" en plena práctica, intentando hacerle entender a sus jugadores todo lo que está en juego dentro de pocas horas.

En una charla enérgica, que primero fue grupal y luego individual, el Mellizo se quejó por la "falta de rebeldía" y les reclamó a los jugadores suplentes, que en su mayoría jugaron ante Tigre, que estén dispuestos a "rendir" como lo exige la historia de Boca.

En la práctica, realizada a puertas cerradas en el predio de Casa Amarilla, el entrenador desplegó a los futbolistas sobre el campo de juego, cada uno en su puesto, y recorrió cada sector del campo para teorizar sobre conceptos del juego, que notó ausentes en la derrota sufrida ante el Matador.

Además de estar disconforme con la actitud mostrada por su equipo, Barros Schelotto también apuntó al desempeño específico en cada puesto, hablando, a su turno, primero con los defensores, luego con los volantes y, por último, con los delanteros. Y paso siguiente, el técnico pidió un balón a sus ayudantes, ensayando las ideas repasadas en su exposición, que al igual que sus declaraciones tras el partido, dejaron entrever su disgusto por el funcionamiento del equipo.

El mensaje de Barros Schelotto no terminó ahí porque más tarde, cuando se abrieron las puertas del entrenamiento y a la vista de la prensa, llamó al ídolo Carlos Tevez y mantuvo con él un diálogo a solas en un lapso de treinta minutos.

Guillermo le habló haciendo gestos ampulosos, y el "Apache", en cambio, se tapó la boca con las manos para contestar cada mensaje del entrenador. Por último, el DT convocó al "Cata" Díaz a solas, e intercambiaron conceptos por espacio de diez minutos, esta vez sin tanta intensidad.

En fin, una jornada"calentita", intentando hacer reaccionar a sus jugadores, a pocas horas de un partido clave, donde Boca no puede perder si quiere seguir dependiendo de sí mismo en el Grupo 3 de la Copa Libertadores.

Respecto al equipo, la idea del entrenador es mantener la base del equipo que venció a Atlético Rafaela, con la única duda de Jonathan Silva o Frank Fabra en el lateral izquierdo, con más chances para el ex Estudiantes, ya que Guillermo lo elegiría por su mayor fortaleza física.

De esta manera, los once para enfrentar a la Academia serían: Agustín Orion (sufrió un golpe en el muslo derecho pero llegará bien); Gino Peruzzi, Daniel Díaz, Juan Manuel Insaurralde y Silva o Fabra; Fernando Gago, Andrés Cubas y Nicolás Lodeiro; Cristian Pavón, Carlos Tevez y Federico Carrizo; quienes irán con la premisa de sumar al menos un empate, pero principalmente con la consigna de recuperar esa "rebeldía" que quiere el DT.

      Embed


Comentarios Facebook