domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
General
13 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Aseguran que el brote de dengue está en retroceso

0
Comentarios


Lo dijo Néstor Pérez Baliño, viceministro de Salud de la Nación, a DIARIO POPULAR quien también señaló que difícilmente se llegue al pico alcanzado en la Semana Santa. En Capital Federal los casos positivos son 2.743.

Aseguran que el brote de dengue está en retroceso
Foto:

Pese a que en estos momentos hay registrados en todo el país unos 25.000 casos de dengue, las autoridades nacionales aseguran que el brote de la enfermedad está en retroceso, y que difícilmente se llegue al pico alcanzado durante los días cercanos a Semana Santa.

En declaraciones a Diario Popular, el viceministro de Salud de la Nación, Néstor Pérez Baliño, afirmó que en las últimas semanas se denunciaron alrededor de 50 mil posibles casos de dengue, pero que de ellos sólo se pudo confirmar que 25 mil personas sufrieron este mal, aunque por fortuna, casi ningún caso es grave.

Pérez Baliño señaló que, en todo el verano, hubo sólo 5 o 6 casos fatales, y esto se debió a problemas padecidos por personas con patologías concurrentes, enfermedades o casos de hemorragias, pero en general, en los casos comprobados, hay una evolución benigna, y la mayoría de ellos no requiere internación.

Según el funcionario, la mayor parte de los casos se produjeron en las provincias de Misiones, Formosa y Corrientes, por las características climáticas, en las que el calor y la humedad son caldo de cultivo para la enfermedad, y calculó que en las dos primeras se registraron alrededor de 10 mil casos.

El viceministro dividió el tema de esta epidemia en "tres momentos: uno que es el de prevención, y las medidas hay que tomarlas entre agosto y septiembre, aunque en otras regiones se deben considerar durante todo el año, y hay que concientizar a los vecinos sobre las medidas a adoptar. Después la etapa de contención, cuando la epidemia está instalada, y que haya los menores casos posibles. Y finalmente, cuando viene la mitigación, prestar al enfermo la más adecuada atención.

En cuanto al tratamiento del dengue, Pérez Baliño destacó que "la internación sólo es necesaria en algunos casos,y lo fundamental es bajar la fiebre, y mantener la hidratación, al tiempo que se evite que haya complicaciones extras, aunque en la mayoría de los casos no se necesita una gran complejidad en la atención.

El funcionario remarcó que "lo principal es tratar que baje la temperatura, y se desaconseja la ingestión de paracetamol, considerando que la incubación se da en el lapso de aproximadamente una semana luego de la picadura, lo primordial ante los síntomas (cuadro febril alto, dolores musculares y articulares, fuertes dolores de cabeza y cuadros gastrointestinales) es la consulta médica.

En general, el mosquito que transmite el dengue es el aedes aegyptis, que suele circular por espacios cerrados o patios, y se incuba en aguas estancadas, por eso es importante no tener baldes, fuentes o lugares donde el agua permanece mucho tiempo sin circular" y agregó que "en general el mosquito puede picar en la mañana o en el crepúsculo".

Tras descartar que haya graves problemas con enfermedades similares como el zika y el chikungunya, de los que se reportaron pocos casos, Pérez Baliño atribuyó el hecho de la última epidemia a que "este virus tiene comportamiento cíclico, entre 4 y 6 años, la última vez fue en 2009, esperábamos que volviera entre 2015 y 2016. También es cierto que hubo defectos en la prevención, es que las campañas tienen que ser en cada municipio, y muy fuertes a partir de septiembre. Además, en países limítrofes como Paraguay y Brasil hubo muchos casos, y con los viajes de turistas continuos, el problema se multiplicó".

Acerca de la posibilidad de desarrollar una vacuna preventiva, Pérez Baliño explicó que "hay una vacuna experimental que está en plaza pero se precisa más investigación para que sea aprobada por el ANMAT. Son vacunas que vienen del exterior pero aún se encuentran en estudio".


      santojanni.jpg


Casos en la Capital

Por otra parte, el subsecretario de Planificación Sanitaria porteño, Daniel Ferrante, aseguró ayer en la Legislatura porteña que hay confirmados 2.743 casos positivos de dengue en la Ciudad en lo que va del 2016, de los cuales casi la mitad de los enfermos reside en la zona sur capitalina, en tanto los diputados pidieron al funcionario que sea declarada la emergencia sanitaria ante el brote que superó al registrado en el 2009.

"No consideramos necesario declarar la emergencia sanitaria en la Ciudad", aseveró Ferrante al ser consultado por los legisladores de la comisión de Salud del Parlamento, a donde concurrió, a pedido de los bloques de la oposición, a dar un informe acerca de las acciones de prevención y control que lleva adelante el Ministerio de Salud para combatir las enfermedades transmitidas por mosquito.

El funcionario indicó que desde el comienzo del 2016 se detectaron 9.123 casos sospechosos de dengue, 2.743 positivos, unos 40 pacientes están internados tanto en hospitales públicos como sanatorios privados y hubo dos personas muertas por esta enfermedad, un hombre y una mujer.

De ese total de casos confirmados, la zona sur -en los cuales quedan los hospitales Santojanni, Piñero, Penna y Argerich- presenta casi la mitad de los casos positivos, un 47 por ciento; en tanto en la zona norte se registraron el 23 por ciento de enfermos y en el centro de la Ciudad, el 24 por ciento.

También explicó el sistema de vigilancia epidemiológica y el proceso de notificación aplicada en la Ciudad, junto a las acciones de prevención y control, las estrategias de comunicación y la atención de casos sospechosos -febriles- y los confirmados.

Precisó las iniciativas comunitarias intersectoriales implementadas en terrenos de varias instituciones del Estado y la sociedad civil como las fumigaciones y el control ambiental.

Detalló que el mosquito Aedes aegypti "vive en las casas, no en parques ni instituciones" y sostuvo al respecto que fueron visitados 38.080 hogares, de los cuales se pudo ingresar solo a 5.837, y en los cuales se pudieron detectar unos 6.366 criaderos del mosquito del dengue, especialmente, en los tanques elevados conectados a red de agua y en el depósitos móviles, como macetas, floreros, recipientes plásticos y bebederos para animales.

Puntualizó que equipos del Instituto Pasteur tienen a cargo la capacitación a los supervisores de los distritos escolares para diseminar información sobre prevención y control de las enfermedades transmitidas por mosquitos en las aulas.

      Embed



Comentarios Facebook