jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Política
14 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Macri aceptó la renuncia del juez Norberto Oyarbide

0
Comentarios


"Saber que este señor no va a fallar más nos debe dar una gran tranquilidad a todos", compartió el presidente en su cuenta de Facebook, después de analizar el pedido de dimisión del juez federal.

Macri aceptó la renuncia del juez Norberto Oyarbide
Foto:

El presidente Mauricio Macri anunció ayer, en las redes sociales, que aceptó la renuncia a Norberto Oyarbide como juez federal, luego de que el magistrado la presentase cinco días atrás, después que el Consejo de la Magistratura dictaminase en su contra para iniciarle un juicio político.

Mediante la red social Facebook, Macri afirmó anoche que a la renuncia de Oyarbide la acepta "con doble sensación", y explicó: "por un lado tengo el alivio por que damos un paso para mejorar la justicia de nuestro país. Saber que este señor no va a fallar más nos debe dar una gran tranquilidad a todos".

"Por el otro, comparto la sensación de muchos de las ganas de que pase por el proceso de juicio político que venimos reclamando hace tiempo", dijo el Presidente; aunque para él, "el problema es que sabemos que ese es un proceso largo y de resultado incierto, mientras, conserva sus fueros, impidiendo que lo investiguen judicialmente, y además sigue siendo juez".

"Por eso decidí dar este paso", sostuvo el Jefe de Estado y prosiguió: "para mí es especialmente difícil porque sufrí en carne propia su discrecionalidad y su arbitrariedad. Pero lo hago con la tranquilidad de saber que estamos dando un paso en la dirección correcta".

Para Macri, aceptarle la renuncia a Oyarbide es dar "un paso más hacia un país con una justicia verdaderamente independiente".

Como se recordará, el polémico magistrado le había anticipado la semana pasada su decisión de dejar el cargo al ministro de Justicia, Germán Garavano, a partir de lo cual se inició una polémica dentro del propio oficialismo en torno a lo que debía hacer el Presidente.

La diputada Elisa Carrió hizo punta en la materia, reclamando que Macri no le aceptara la renuncia, cuestión de habilitar el inicio del proceso de juicio político. En cambio el ministro Germán Garavano era de los que sugerían la conveniencia de aceptarla, porque nada garantizaba que a la postre estuvieran los votos para mandarlo a juicio político, un trámite engorroso que necesita mayorías especiales en la Cámara de Diputados y después un largo proceso de enjuiciamiento en la Cámara alta, que el oficialismo no maneja.

En 2001, el día de la caída de las Torres Gemelas, Oyarbide fue salvado por el Senado de entonces tras un proceso de enjuiciamiento que parecía encaminado a desplazarlo.



      Embed

      Embed





Comentarios Facebook