sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
General
14 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Chaco: una trabajadora murió cuando negociaba que no la echaran

0
Comentarios


Melisa Bogarín, de 30 años, era comunicadora social y se encontraba dialogando con el director nacional de INTA cuando se descompensó y falleció poco después.

Chaco: una trabajadora murió cuando negociaba que no la echaran
Foto:

Una trabajadora del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) murió de un infarto en la provincia del Chaco cuando intentaba que las autoridades le confirmaran la renovación de su contrato que estaba pronto a vencer. Melisa Bogarín, de 30 años, era comunicadora social y desde hace ocho años trabajaba como contratada en el área de difusión del programa nacional ProHuerta, pero su contrato estaba a poco de vencer y no contaba con la confirmación de una nueva renovación, dijeron voceros de ATE Resistencia.

Bogarín se encontraba planteando su situación de precariedad laboral al director nacional del INTA, Héctor Espina, cuando de pronto se quedó en silencio y se desplomó al suelo, por lo que los presentes en el lugar intentaron reanimarla. La joven, madre de una beba de un año y medio y cuyo marido había sido despedido días antes de la Secretaria de Agricultura Familiar, fue trasladada al hospital local donde fue atendida por los médicos.

El hecho ocurrió en la ciudad de Las Breñas, cabecera del departamento Nueve de Julio en el sudoeste de la provincia del Chaco, ubicada a unos 257 kilómetros de Resistencia.

Minutos después, los médicos del hospital de Las Breñas decidieron su inmediato traslado al nosocomio 4 de junio de la ciudad de Sáenz Peña -por su mayor complejidad para una mejor atención-, pero Bogarín llegó al lugar ya sin vida.

La joven fallecida trabajaba cotidianamente junto a campesinos, agricultores familiares y comunidades originarias y, según sus compañeros, se encontraba precarizada desde su ingreso al INTA dado que estaba hace ocho años en condición de "contratada". A partir de esta lamentable situación, autoridades nacionales que en la mañana del miércoles permanecerían en la provincia con una nutrida agenda, decidieron suspender todas sus actividades, informó el diario Norte.

Germán Gonaldi, esposo de la trabajadora fallecida, se encontraba en una manifestación ante la Secretaria de Agricultura Familiar debido a que había sido cesanteado días atrás -en medio de una ola de despidos que afecta a ese área estatal- cuando fue notificado de la muerte de su mujer.

El secretario General de ATE a nivel nacional, Hugo "Cachorro" Godoy aseguró que el fallecimiento de Bogarín "muestra la brutalidad del ajuste y de lo inhumano de quienes lo están ejecutando".
      Embed


Comentarios Facebook