domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Salud
18 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Aprendiendo a no comer de más

0
Comentarios


A menudo falla el mecanismo de saciedad y se sigue comiendo. Cuáles son las causas orgánicas y culturales y cómo reacomodar ese mecanismo para perder kilos. Las porciones chicas son las más recomendadas a la hora de servirse la comida. Todo comienza cuando vamos de compras.

Aprendiendo a no comer de más
Foto:

Comer de más es, a menudo, uno de los grandes problemas que tienen muchas personas, con los problemas de sobrepeso que esto significa, entre otros problemas de salud. ¿Por qué muchas personas no pueden dejar de comer en el momento oportuno? Es el gran interrogante a resolver y para ello hay que seguir algunos consejos fundamentales.

Hay un instante que dura aproximadamente 30 minutos entre el momento que empezamos a comer y la llegada de esa información a nuestro cerebro. Es un mecanismo que parece adecuado porque si nos llenáramos enseguida no alcanzaríamos a comer lo suficiente.

También podemos especular con la historia, bastante reciente, de escasez de comida que llevaba al ser humano a comer todo lo que pusiera cada vez que había algo para comer.

Y además está el factor cultural, nos enseñaron a comer todo lo que se sirve: "hasta que no termines el plato no salís a jugar", solía decirse cuando éramos chicos.

La genética no cambia, así que nos queda solamente el camino del aprendizaje. Es como aprender un idioma nuevo. Nadie nace sabiendo, pero si se practica lo suficiente se puede llegar a hablar cualquier lengua.

      Embed

Momentos de decisión

Algo muy importante a tener en cuenta es que hay por lo menos 4 momentos de decisión que van a influir en lo que comemos:

1.- Todo empieza cuando compramos: comemos lo que tenemos y si no tenemos algo no podremos comerlo.

2.- Luego viene el momento de la cocina. Si preparamos mucho, podemos comer mucho. Si preparamos lo justo, es muy difícil que volvamos a cocinar de nuevo.

3.- El tercer momento viene cuando nos servimos. Un plato grande y lleno jamás se deja, de chicos podemos haber tenido otras prioridades pero de grandes comemos todo lo que vemos. Y eso vale para las fuentes. No hay peor idea que poner fuentes en la mesa para servirse, inevitablemente vamos a comer más.

4.- Llega el momento de comer. Podríamos servirnos mucho pero dejar en el plato. No es imposible, pero es poco frecuente.

      Embed


Algunos trucos para comer lo necesario:

Despacio es mejor

Ya sea por rutina específica o por nuestros contratiempos, muchas veces comer nos lleva menos de 10 minutos y esto es un grave problema. Así que mientras más lento nos alimentemos, menos excesivas serán las cantidades. Conversar con alguien durante la comida es un buen recurso.

Reconocer el apetito

Sentir hambre, ganas de comer y tener apetito tiene diferentes niveles y se debe aprender a distinguir cuándo realmente se está sintiendo hambre y cuándo sencillamente se tiene ganas de comer algo. Se puede comer seguido, dependiendo qué cosa.

En períodos de estrés

Ante situaciones estresantes, por ejemplo en la oficina del trabajo, se presenta una tendencia a comer en exceso. Para evitar esto, un buen consejo es eliminar todas las comidas de las zonas en las que se siente estrés. Quitar dulces del lugar de trabajo.

Frutas y vegetales

Hay que tener cuidado con lo que se come entre comidas. Lo mejor es comer frutas, vegetales y cereales. Uno de los mejores ejemplos son las manzanas.

¿Cuántas veces comer?

Comer poco muchas veces funciona con mucha más eficacia que comer mucho en solo 3 comidas. Es importante nunca sentir hambre.

      Embed


Comentarios Facebook