viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Salud
15 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Cuando sexo y deseo no se corresponden

0
Comentarios


Un estudio realizado en el continente demuestra cuáles son las ciudades y las mujeres que más la padecen, según diferentes características. Algunas revelaciones y las claves para entender por qué los factores varían de lo biológico hasta lo cultural y territorial.

Cuando sexo y deseo no se corresponden
Foto:

Un 56,8% de las mujeres latinoamericanas de entre 40 y 59 años padecen disfunciones sexuales, según un estudio presentado recientemente, que señala que la menor prevalencia se da entre las habitantes de Cartagena de Indias (Colombia) y la mayor, entre las quiteñas.

Más de 8.000 mujeres de entre 40 y 59 años residentes en ciudades de once países latinoamericanos participaron en esta investigación, que constituye el primer estudio sobre la sexualidad femenina en Latinoamérica. La prevalencia de disfunciones sexuales en la región alcanza sus niveles más bajos entre las mujeres de la ciudad colombiana de Cartagena de Indias (21%), la peruana de Piura (32,1%), La Habana (33,2%), Santiago de Chile (36%) y Ciudad de Panamá (40,9%).

En cambio, los peores niveles se registran en Quito (98,5%), Montevideo (94,5%), las bolivianas de Santa Cruz (87,9%) y Cochabamba (86,3%), Buenos Aires (79,5%), Lima (71,8%), Bogotá (58,3%) y Guayaquil (55,2%).

La comparación de cifras entre ciudades de un mismo país arroja en algunos casos grandes diferencias, como ocurre en Colombia entre Bogotá y Cartagena de Indias, o en Ecuador entre Quito y Guayaquil.

      Embed

Algunas características

La investigación revela además que las disfunciones sexuales son más frecuentes en zonas con alta concentración de ciudadanos indígenas, lo que a juicio de los investigadores se debe a factores biológicos y no sociales o culturales.

Basan su hipótesis en otra investigación que realizó entre zenúes de Colombia y quechuas de Perú, que muestra que un 90% de las mujeres sufren sequedad vaginal, cifra que en el conjunto de latinoamericanas ronda el 50% y en las europeas oscila del 5% al 15%.

Entre los factores de riesgo de disfunción sexual en Latinoamérica destaca la falta de lubricación, en casi un tercio de los casos, seguida de lejos por la dispareunia o dolor en la relación sexual (8,7%) y por la falla sexual de la pareja (2,4%).

En este caso, las mujeres atribuyen a sus parejas problemas de disfunción eréctil que alcanzarían el 36,4% entre los hombres de entre 50 y 59 años, y de eyaculación precoz, que afectaría según ellas al 28,2% en esa misma franja etaria.

Este estudio, que está validado con métodos estadísticos internacionales, se llevó a cabo en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, Panamá, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

      Embed


Otras referencias

Estos datos vienen precedidos de dos investigaciones que se publicaron con anterioridad, pero referidos solamente a Chile, que muestran que más del 60% de las mujeres de esa nacionalidad mayores de 60 años padecen disfunciones sexuales.

En concreto, 9 de cada 10 chilenas entre 40 y 44 años goza de actividad sexual, porcentaje que cae hasta la mitad (52,5%) en la franja de los 60 a los 64 años, cuando en la mayoría de los casos culmina la menopausia.

Entre las mujeres que sí mantienen relaciones sexuales se da un progresivo aumento de la prevalencia de trastornos durante el climaterio, que afecta a una de cada cinco féminas (22,2%) de entre 40 y 44 años, y a una de cada tres (66,6%) entre 60 y 64 años.

En otro estudio, se demostró que al acercarse a la menopausia, el riesgo de disfunción sexual aumenta 5,4 veces.

Resulta curioso además que, de las mujeres que no han tenido sexo durante los últimos 12 meses, 7 de cada 10 (68,2%) están casadas, mientras que el resto están separadas (22%), viudas (4,3%), viven con su pareja (3,3%) o permanecen solteras (2,3%).

'A veces el matrimonio es un atentado a la sexualidad', afirmó durante esta presentación el ginecólogo chileno René Montaño.

Las causas de inactividad sexual que más aducen estas mujeres son la falta de deseo, la impotencia del hombre o la carencia de pareja.

Como sea el tema continúa abierto y lleva a seguirlo de cerca, en pos de una vida sexual mejor.

      Embed



Tags

Comentarios Facebook