sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 24° H 78.4%
16 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Florencia Panzini busca superarse en cada brazada

0
Comentarios


Especializada en los 100 y 200 metros libres, esta joven de 21 años busca mejorar sus marcas para ampliar la vitrina y trascender todas las fronteras. “La natación es un estilo de vida, es un cable a tierra”.

Florencia Panzini busca superarse en cada brazada
Foto:

El agua se ha convertido en su hábitat preferido, en donde mejor se siente, en donde sus movimientos respetan una armonía que ronda la perfección. Un día cualquiera, Florencia Panzini (21 años) se encontró con la natación y allí fue armando una relación sin un sí ni un no. 'La natación es un estilo de vida, es un cable a tierra', define la nadadora de la UNLAM, que anda con sueños olímpicos y cuya especialidad es los 100 y 200 metros libres.

Es estudiante de la Universidad Nacional de La Matanza (ver aparte) y nada en la UNLAM, bajo la supervisión de Jorge Ciampoli, su entrenador desde los 8 años. 'Me conoce más que mi familia. Estoy más con él que con papá en el año. Siempre está en cada horario de trabajo', describe.

Competitiva

El deporte acuático lleva gran parte de su día y de sus días. Florencia goza y sufre, a la vez. 'Lo disfruto mucho aunque a veces lo padezco. Cuando veo reflejado el esfuerzo en una competencia a partir de que se dan los resultados positivos, allí disfruto. Si es diferente, ya no me gusta tanto', admite y reafirma: 'La natación es una lucha con una misma. Me gusta salir de agua y ver que las marcas bajaron, de lo contrario no lo disfruto tanto'.

Hoy se reconoce como competitiva. 'Le agarré el gustito a la natación cuando empezamos a competir internamente en el club. Ahí me enganché, quería ser podio, luego segunda y después ganar', afirma y define: 'Saber que vas a competir es como el combustible para bancarte el entrenamiento'.

Si bien estudia, Florencia Panzini asegura: 'Mi prioridad es nadar'. Y hoy en competencia, Florencia delinea objetivos. 'Clasificar a los Panamericanos, que es una escala superior a los sudamericanos', expresa y añade: 'En el corto plazo es mejorar mis tiempos, ya que mejorar la marca es lo que me mantiene de pie. Y a largo plazo es recibirme de kinesióloga. 'A los 35 años me recibiría, ya hice las cuentas, ya que a esa edad estaría retirándome'. 

Florencia habla de marcas y no es antojadizo, porque apunta a mejorarlas. En 2015 bajó marcas en 200 metros: en marzo su marca era 2m 06 y en diciembre 2m.04. 'Ese par de segundos representan sacrificio en cada entrenamiento, no salir, no irme de vacaciones con la familia, sin tiempos libres', enumera y manifiesta: 'La vida ronda en la natación y esto es ser nadadora también fuera del agua'

En Ciudad Jardín, de El Palomar, están las raíces de Florencia Panzini, quien asegura que es la primera nadadora de la familia. Y la charla deriva en los comienzos. 'Mis primeros pasos en la natación fueron en el club AFALP, de El Palomar, en clases demacro natación para las mamás y sus bebes. Pero un día, en una de esas clases tragué agua y no quería saber nada con clases de natación', recuerda y prosigue: 'A los 6 años el traumatólogo me diagnosticó escoliosis y me indicó nadar. Así volví a las clases, pero en el club El Cross, también de El Palomar y a los 8 comencé con continuidad en AFALP y no paré más'.

Tags

Comentarios Facebook