jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Turf
17 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Sand: "Cuando deje el fútbol me voy a ir al campo con mis caballos"

Fabricio Abatte
0
Comentarios
Por Fabricio Abatte


El Pepe -máximo anotador del torneo- y su pasión por el turf.

Sand: Cuando deje el fútbol me voy a ir al campo con mis caballos
Foto:

Las dos veces que el zaino Don Matón cruzó el disco, José Sand sintió sensaciones parecidas a cuando convierte para su amado Lanús. El goleador del torneo nunca ocultó su pasión por las carreras y despunta el vicio como aficionado y también en calidad de propietario. Muy querido en el ambiente hípico por su humildad, tiene una gran relación con varios jockeys y el emprendimiento familiar del pequeño haras marcha como viento en popa en su Corrientes natal. En tiempos en que está en boca de todos por su notable presente en el líder de la zona 2, el experimentado atacante -que ayer sobre la hora con un gol de penal le dio el triunfo al Grana- se prendió en una charla exclusiva y bien burrera con DIARIO POPULAR.

"Voy seguido al hipódromo, obviamente que ahora con este presente que estamos viviendo con el equipo trato de estar más en familia. Igual, todas las semanas nos juntamos en el stud. A Chupino (por Noriega) lo veo siempre; el otro día comimos un asado con Jorgito Ruiz...", confía el delantero.

Sobre su pingo, comenta: "Tengo un solo caballo acá y lo cuidan en Cañuelas. Es ganador de dos y se defiende".

Dueño de una larga y linda amistad con Julio César Méndez, al que conoció azarosamente (en una cochera) cuando River lo prestó a Defensores de Belgrano, en sus inicios en el fútbol, el gran Pepe recuerda al jinete oriental. "Julito siempre será mi amigo, lo quiero mucho, es muy buena gente y ojalá que en Uruguay le vaya muy bien", destaca al jockey que dejó una huella imborrable en el turf local. "Hay muchos jockeys buenos por suerte, el otro día volvió Falero", resalta demostrando estar muy actualizado con las noticias hípicas.

También se luce al mencionar a sus caballos predilectos. "Latency era un pingo y Doña Polenta también me gustaba mucho".

Tanto es el amor de Sand por los pingos, que adelanta que el día en que cuelgue los botines se vinculará a la crianza. "En Corrientes tenemos un pequeño haras con mi hermano. Seguro que cuando me retire me voy a internar allá en el campo a disfrutar de la naturaleza y de los caballos".

Allí será tan feliz como cuando se pone la camiseta de su amado Lanús o cuando Don Matón cruza adelante. ¡Rompé y rompela como siempre, Pepe!

      Embed


Comentarios Facebook