jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
18 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Paradas del Metrobus, liberadas para punguistas

0
Comentarios


Los usuarios afirman que mientras en la 9 de Julio hay agentes de Tránsito y de la Metropolitana, en los otros hay vía libre para los arrebatadores. “Cuando se llama al 911 no aparece nadie”, dicen.

Paradas del Metrobus, liberadas para punguistas
Foto:

Las paradas del Metrobus se convirtieron en "zonas liberadas" para arrebatadores y punguistas, ya que son varios los pasajeros que han denunciado que los delincuentes, aprovechando la aglomeración de gente en los andenes de esos carriles exclusivos para colectivos implementados por el gobierno porteño, aprovechan para robar y escapar corriendo.

El que se extiende a lo largo de la avenida Juan B. Justo, desde Liniers hasta Palermo, y el del corredor sur, que va de Constitución a Villa Lugano, son los señalados como "los más peligrosos y descuidados" ante la inexistencia de personal policial, aunque también se han registrado algunos episodios en el "más custodiado" del centro de la ciudad de Buenos Aires.

"En el de la 9 de Julio, hay agentes de Tránsito, los de la Policía Metropolitana y ahora, también los de la Federal, mientras que en los otros, no hay la más mínima seguridad", señala Liliana, una usuaria que ya fue víctima de los "descuidistas", cuando a punto de subir a una unidad de la línea 34 sintió el "tirón" de su cartera y pese a sus gritos, observó como "el chorro escapó corriendo, saltó por la parte de atrás y se perdió entre el embotellamiento de autos de la avenida Juan B. Justo".

Otros de los que padecen "estas zonas liberadas en que se han transformado las paradas del Metrobus" son los vecinos del barrio de Versailles, en el oeste de la Capital Federal. "En el andén que está frente al estadio de Vélez Sársfield, actúa una banda, compuesta por siete personas, entre ellas una mujer, que arrebatan y aprovechando la confusión, que ellos mismos generan con empujones y gritos, logran escapar. Cuando se llama al 911 no aparece nadie o recién mandan un patrullero cuando todo pasó".

Los horarios "pico" del accionar de los punguistas en estos carriles exclusivos de transporte público colectivo de pasajeros son tanto, "bien temprano a la mañana, entre las 6 y las 8 o a la tardecita, entre las 17.30 y las 20". "Según Luis Vicat, licenciado en Seguridad, la problemática de los ladrones en medios de transporte "está latente y se va modificando, cambiando modalidades, pero, esencialmente, el objetivo de robarle a pasajeros, aprovechando los amontonamientos".

En tal sentido, el especialista remarcó que "si bien la existencia del Metrobus no escapa a esta generalidad, el funcionamiento de paradas, que actúan como dique de contención por su estructura, favorecen el accionar de los arrebatadores, que aprovechan las vías de escape".

"Hay formas que no por viejas, dejan de ser efectivas para los delincuentes, como la tijereta con sus dedos para introducirse en bolsillos o carteras o los cortabolsas que con un elemento punzante perforan mochilas, bolsos o carteras, siempre por la aglomeración de gente en espacios reducidos, como el interior de un colectivo", concluyó Vicat.

      Embed

Comentarios Facebook