domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
19 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Brancatelli y Sabsay, de la discusión a un desopilante abrazo

0
Comentarios


El reconocido jurista y el panelista más controvertido de “Intratables” manifestaron sus diferencias a raíz de un crudo testimonio que brindó el primero pero luego se reconciliaron en público. ¿Triunfó el amor?

Brancatelli y Sabsay, de la discusión a un desopilante abrazo
Foto:

El inefable periodista Diego Brancatelli y el abogado Daniel Sabsay protagonizaron este lunes un momento que rozó la comedia en el ciclo Intratables cuando terminaron dándose un prolongado abrazo con el que pretendían simbolizar la fraternidad entre los argentinos.

Todo comenzó cuando el constitucionalista brindó un crudo testimonio en el que se dedicó a desguazar la causa de Lázaro Báez refiriéndose en duros términos al empresario. "Hay que confiar en la fuerza de la sociedad de querer sacarse de encima una corrupción que es endémica y atraviesa prácticamente toda nuestra historia", dijo, y agregó: "Tenemos un país destruido, fragmentado, sin instituciones, un país al margen de la ley", antes de referirse a los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

      Embed

Asimismo, el abogado denunció que durante la investigación del caso Nisman recibió números amenazas telefónicas en las que desconocidos le decían que cuide a sus nietos. "Yo fui perseguido a través de mis nietos que eran espiados, chicos chiquitos, me volvieron loco para que no hablase", dijo y señaló a Cristina Kirchner como la responsable principal.

Pero, sorpresivamente, en medio de su testimonio, Sabsay dijo que una de las causas por las que había ido al programa era "para abrazar a Brancatelli", el controvertido panelista que no duda en manifestar su admiración por el kirchnerismo cada vez que tiene la oportunidad.

"A mí también me gustaría abrazarlo pero para que también deje el odio de lado porque sus palabras han lastimado a muchas personas y yo entre una de ellas, porque dice que los que creen en un proyecto político son resentidos, pagos, envidiosos, rencorosos que idolatran a una bruja", dijo Brancatelli.

De esta manera, ambos se abrazaron en medio de la escenografía mientras Brancatelli le decía, al estilo de Luis D'Elía, "Amor, amor, amor, basta de odio. Que lo invada el amor".

      Embed

      Embed

Comentarios Facebook