sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
21 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Roger Martínez tenía la llave de la clasificación

0
Comentarios


El punta de la selección olímpica cafetera jugó como para que le actualicen un contrato muy bajo que lo mantiene en conflicto con la dirigencia. Por otra parte, Luciano Aued se mostró “orgulloso del grupo”.

Roger Martínez tenía la llave de la clasificación
Foto:

Racing sufrió, estuvo a un gol de quedarse afuera, pero tuvo oxígeno, lo empató y anotó su nombre en la grilla de los que participarán de la llave de octavos. Y dentro de este contexto hubo un futbolista que fue clave. Se trata de Roger Martínez. El colombiano entró en los primeros minutos del segundo tiempo y le dio presencia y gol al ataque de Facundo Sava.

El colombiano, figura en la selección preolímpica de su país, dejó en claro una vez más que está atravesando un gran presente y que no le pesa ocupar un lugar en una posición en la que hay otras grandes figuras.

Vale remarcar que Roger Martínez está en conflicto con la dirigencia que comanda Víctor Blanco. Es que su contrato no tuvo ninguna actualización desde que volvió del préstamo de Aldosivi, cobra un sueldo muy bajo, y el delantero quiere que esto cambie en lo inmediato.

En tanto, la cláusula de rescisión de su contrato, pensando en los llamados del mercado europeo que seguramente empezarán a llegar, es de ocho millones de dólares.

"Un partido inteligente"

Claro que el equipo del Colorado Sava tuvo varios puntos altos en el plano individual y uno de ellos fue Luciano Aued.

"Me siento orgulloso de formar parte de este grupo y del cuerpo técnico. Dimos el paso que queríamos dar y cumplimos con el primer objetivo", dijo el mediocampista.

Después, a la hora de analizar el andar de su equipo en los tres mil seiscientos metros de la capital boliviana, "Luli" agregó que "hicimos un partido inteligente. Nos costó un poco en el arranque de los dos tiempos, pero lo supimos controlar rápido y no nos llegaron más. ¿El gol de Roger? Y..., llegó en el momento justo. Cuando podían asomar los fantasmas de la mano de algún centro o algún pelotazo".

      Embed


Comentarios Facebook