martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
23 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Remueven a comisario por un asalto y homicidio

0
Comentarios


El asesinato a balazos de un martillero público, a quien le quisieron robar su camioneta, desató la furia de los vecinos del centro de González Catán. “Estamos cansados de los robos y de las muertes”, denunciaron.

 Remueven a comisario por un asalto y homicidio
Foto:

El asesinato de un martillero público, durante un intento de robo de su camioneta 4x4 cuando llegaba a la puerta de su casa de la localidad de González Catán, generó la reacción de más de un centenar de vecinos, quienes se movilizaron para exigir "mayores medidas de seguridad" y como consecuencia de esa "demanda popular" se decidió remover al comisario de la seccional de la zona.

El homicidio a balazos de Jorge Mario Sosa, de 76 años y propietario de una cadena de inmobiliarias, operó como "la gota que rebalsó el vaso" para la gente de González Catán, que decidió salir a la calle. "Estamos cansados de los robos, de las muertes. Esto es tierra de nadie", se quejaron y si bien no se trató de un pedido explícito, el comisario Oscar Ordóñez fue removido de su cargo y en su lugar asumió, de manera interina, el segundo jefe de la Departamental La Matanza, Gustavo Rubbo.

"El crimen de Sosa no fue un hecho aislado, dos días antes, a solo dos cuadras de allí, a una mujer la asaltaron a punta de pistola y le quitaron el auto", denunciaron los vecinos, quienes agregaron que "al hombre lo mataron de tres balazos, delante de su casa y no hay detenidos, ni sospechosos. Como no se llevaron la camioneta, parece que nada hubiera pasado".

Cabe recordar que el hecho se registró en la medianoche del último miércoles, cuando el martillero Jorge Sosa llegaba a su domicilio, de las calles Cepeda y Caxaraville, a metros de la ruta provincial 21, en la zona céntrica de González Catán, conduciendo su camioneta Volkswagen Amarok y fue interceptado por tres sujetos, con fines de robo.

El hombre habría ofrecido resistencia, recibiendo dos disparos en las piernas, hasta que fue ejecutado de un tiro en la cabeza, cuando ya estaba en el piso. Los delincuentes escaparon sin llevarse el vehículo ni pertenencia alguna de la víctima.


      Embed

Comentarios Facebook