viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 24° H 33.6%
23 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Un Jardín de Infantes junto a una laguna maloliente

0
Comentarios


Padres de los chicos que asisten al establecimiento se quejan de que sus reclamos ante el Municipio y ABSA no tienen respuesta. Consideran que representa un peligro para la salud de sus hijos.

Un Jardín  de Infantes junto a una laguna maloliente
Foto:

Vecinos de Florencio Varela denunciaron que, desde hace casi 10 años, los alumnos del Jardín de Infantes 920 del barrio Zeballos estudian junto a una laguna conformada por agua estancada y desechos cloacales.

Los miembros de la comunidad educativa del establecimiento, ubicado en la intersección de las calles Alem y Granaderos, explicaron además que tanto las autoridades de la Municipalidad local como los representantes de Aguas Bonaerenses Sociedad Anónima (ABSA) "se pasan la pelota ante nuestros reclamos".

En diálogo con El Quilmeño, Patricia Alvarez -cuya nieta de 4 años asiste al Jardín de Infantes- comentó que "en el frente hay una laguna conformado por agua estancada y líquidos cloacales, que se transforma en una verdadera amenaza para los chicos".

Con respecto a la acumulación de agua, la vecina describió que "la esquina de Alem y Granaderos es un sitio al que vienen el agua de las zanjas de otras calles del lugar".

Red colapsada

"Creemos que este sitio no cuenta con las obras de desagües correspondientes. Esa agua, que se estanca allí, con el pasar de los días se pudre".

Y, en segundo lugar, citó que, en la esquina, "brotan líquidos cloacales hacia la superficie, parece que los caños de la red están totalmente colapsados".
Además de la materia fecal -continuó- "se ven los restos de papel higiénico que hay. Es todo muy asqueroso".

Posteriormente, sostuvo que "la laguna posee un fuerte olor, que hace doler las cabezas de los pequeños. Decí que ahora estamos en época donde la temperatura es baja, porque en primavera y verano, el olor se torna realmente insoportable".

Asimismo, transmitió el temor de toda la comunidad educativa "ante la posibilidad de contraer enfermedades mediante el contacto con la material fecal que se encuentra en la calle".

Para impedir este problema, contó que "los padres y los chicos deben dar casi una vuelta a la manzana para subir a la vereda".

Consultada por los reclamos realizados, contestó que ella y también los directos "realizaron reclamos ante la Municipalidad de Florencio Varela y la empresa prestataria Aguas Bonaerenses Sociedad Anónima (ABSA)".

"Los dos se pasan la pelota, nadie nos da una respuesta sólida, pasaron 10 años y sigue todo igual", cerró.

Tags

Comentarios Facebook