miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Salud
23 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El ejercicio físico

Facundo Manes
0
Comentarios
Por Facundo Manes


El Dr. Manes responde a las consultas de nuestros lectores

El ejercicio físico
Foto:

Gustavo

Buenos días doctor, quería hacerle una pregunta con respecto a su columna del domingo anterior. ¿La actividad física ayuda contra la depresión?

Gracias por su consulta. Justamente un estudio se encargó de comparar los efectos de la actividad física y la medicación antidepresiva en grupos de pacientes. Un grupo participó de un programa de ejercicio aeróbico, otro tomó medicación antidepresiva y un tercer grupo hizo ambas cosas. A las dieciséis semanas, los síntomas de la depresión se redujeron en los tres grupos en un 60% y 70% de los pacientes. Esto muestra que la actividad física aeróbica podría ser un sustituto de estos psicofármacos. Un estudio posterior donde se investigaron los efectos a largo plazo de estos tratamientos mostró que los efectos de la actividad física pueden durar más que los de los antidepresivos. Aquellos participantes que siguieron haciendo actividad física cotidianamente fueron menos propensos a sufrir recaídas.

Silvia
¿También ayuda al cerebro hacer actividad física tranquila?


Sí, no es necesario que la actividad física sea muy extenuante para generar beneficios. Caminar varias veces por semana durante 30 a 60 minutos es suficiente. También se estudió que caminar rápido por unos 35 minutos,

cinco días a la semana o 60 minutos tres veces por semana tiene una gran influencia positiva para revertir los síntomas leves o moderados de la depresión. Practicar actividad física como parte del estilo de vida y rea-lizarlo a conciencia, ayuda a construir una base sólida para la salud cerebral permanente.

María

¿Hacer ejercicio mejora las consecuencias del envejecimiento en el cerebro?


Retomar el ejercicio físico a una edad avanzada puede parecer algo intimidante. Pero hoy sabemos que cumple un rol muy importante porque actúa como un mecanismo de protección contra los efectos degenerativos del envejecimiento cerebral. Beneficia todas las actividades cognitivas que se reducen con la edad, como por ejemplo la memoria, la planificación y la inhibición de información irrelevante. Hacer las tareas de la casa como pasar la aspiradora o cortar el pasto puede ser una buena manera de comenzar a poner el cuerpo en actividad. Y cuando se esté listo para participar en una actividad más regular, se le puede pedir a un familiar que nos acompañe a dar un paseo caminando, sacar al perro o ir a pie a visitar a un amigo. Sería ideal tratar de hacer esto tres o cuatro veces a la semana para lograr el máximo beneficio. Como dije antes, se puede hacer actividad tranquila y se puede aumentar gradualmente la distancia que se recorre o la velocidad a la que se lo hace, siempre manteniendo el esfuerzo con el que uno se siente cómodo, es decir, sin sobreexigirse.


Por: Facundo Manes

Para comunicarse con esta sección: conocer@dpopular.com.ar 

      Embed



Comentarios Facebook