lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
24 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

"Nos vamos amargados y con bronca: era un partido para ganar"

0
Comentarios


Marcelo Gallardo quedó disconforme con la igualdad en La Bombonera porque no pudieron sacarle provecho al jugador que tuvieron de más. También destacó a Andrés D'Alessandro: "Volvió con toda su jerarquía".

Nos vamos amargados y con bronca: era un partido para ganar
Marcelo Gallardo en La Bombonera, una cancha que le es esquiva - Foto: José Brusco / Diario Popular
Foto:

Marcelo Gallardo no sonrió cuando termino el partido porque no quedó contento con el resultado. El empate sin goles ante Boca, en La Bombonera, con un futbolista más todo el partido, fue peor de lo imaginado en el momento en que Pablo Pérez se iba expulsado: "Nos vamos con un sabor amargo, con mucha bronca porque no lo pudimos ganar", dijo el entrenador.

"La cancha no ayudó. Era un partido en el que siempre tenías que ver cómo se controlaba la pelota. El equipo que menos errores cometiera iba a tratar de aprovechar las pocas situaciones que generaban", analizó el DT, quien nunca pudo siquiera gritar un gol en la cancha de Boca. Justamente, respecto a la lesión de Fernando Gago, culpó al mal estado del campo de juego: "Son los riesgos que se corren cuando jugás en una cancha en malestado", apuntó.

En cuanto al partido en sí, dijo: "Buscamos permanentemente ir por afuera, pero se complicaba porque no se podía controlar la pelota. Lo bueno es que no sufrimos ninguna lesión, más allá del golpe de Milton Casco, que llegaría sin problemas al jueves. Hoy, obviamente, volvimos a sufrir en el armado: tuvimos que sacar a Nacho Fernández. Seguimos con inconvenientes".

Además, Gallardo destacó a Andrés D'Alessandro, el mejor jugador de la cancha: "D'Alessandro está bien. Hoy demostró su calidad. Mostró su jerarquía, pero vamos creciendo. Tiene compañeros con los que juega, el socio desde el juego, el que más se asimila es Nacho Fernández, que hoy no lo tuvimos".

Por último, explicó los cambios que realizó: especialmente, los ingresos de Iván Alonso y Sebastián Driussi por Lucas Alario y Rodrigo Mora: "Necesitábamos un poco más de presencia en el área, desequilibrar en los últimos metros. En los primeros 60 minutos no generamos muchas situaciones. Alario y Mora no pesaron en el ataque. Lucharon. Boca se cerró bien. No nos hicimos muy fuertes, era para ver si cambiábamos el aire", concluyó.

      Embed

Comentarios Facebook