domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Suerte
26 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Los duendes de la suerte: La magia viene del aire

Liliana Chelli
0
Comentarios
Por Liliana Chelli


Los gnomos dominan los elementos, y con ellos la energía del mundo. El poder de los elementos, cuando es utilizado por los seres etéreos, adquiere una energía positiva de dimensión arrolladora.

Los duendes de la suerte: La magia viene del aire
Foto:

Agabur dice que sin aire nuestro planeta sería un globo sin vida. Aunque el aire es invisible es una parte esencial de nuestra existencia. No sólo es necesario para que la vida continúe, también afecta a nuestras vidas de formas a menudo dramáticas. Puesto que es invisible y tan poderoso ha sido usado en hechizos y en magia durante años y también ha encontrado su lugar a través de los vientos en el folklore y la mitología de todos los pueblos del mundo. Los hechizos y técnicas que Agabur el Gnomo, hoy presenta aquí, utilizan el poder del Aire, como un torrente de viento, pues es uno de los cuatro Gnomos que dominan el sentido del aire. Muchos de los hechizos requieren viento. Al menos una brisa, pero también se incluyen hechizos para el control del viento.

Durante siglos, los humanos han establecido que hay cuatro tipos de vientos, correspondientes a las cuatro direcciones o cuadrantes de la Tierra. Son los vientos del Norte, Este, Sur y Oeste. Cada uno posee sus propias virtudes mágicas, y ciertos hechizos se realizan mejor durante ciertas circunstancias.

Puede que esto parezca complicado, pero no tiene porqué serlo. Fíjense: en los vientos cuando se hace magia no es mucho más difícil que comprobar la fase de la Luna, aunque la fase del viento no dura tanto.

Lógicamente, si el viento ha estado soplando continuamente del Norte toda la mañana, no hay que esperar uno del Oeste .Aquí el sistema pretende proporcionar una ayuda, no controla nuestras acciones. Comprueba los vientos según lo desees.

Los cuatro vientos están relacionados, al menos superficialmente con los elementos, y esto se debe recordar dice Agabur, porque cada uno tiene sus propios poderes peculiares de los vientos. Un punto importante, al hablar, por ejemplo, del Viento del Sur, es la intensidad con que sopla.

El Viento del Sur es frío (hablando de magia), puesto que sopla de la dirección del invierno y de territorios nevados. Es seco o estéril, facilitando el camino, por tanto, en los hechizos de destrucción.

Si estás deprimido, ansioso, envidioso, celoso, enojado y el viento sopla del Sur, ponte de cara a él y te liberará de todas estos males. Si quieres deshacerte de un mal hábito, dice Agabur, realiza un hechizo de esta naturaleza mientras sopla el Viento del Sur para conseguir mayor potencia.

Una vez que hayas dispuesto todo lo que necesitas en el lugar donde vas a realizar el hechizo, mirá hacia el Sur y deci; ¡Vientos del Sur !¡Impetuosos y poderosos! ¡Ayudadme en mi pedido! Luego vuélvete hacia el Este y di: Vientos del Este! ¡Deslumbrantes y resplandecientes! ¡Ayudadme en mi pedido! Ponerte de cara al sur y di: Vientos del Norte! ¡Ardientes y radiantes! ¡Ayudadme en mi obra mágica! Muévete hacia el Oeste y di: ¡Vientos del Oeste¡ Dulces y boyantes! ¡Ayudadme en mi pedido! Ahora prosigue con el hechizo, seguro de que los antiguos poderes de los cuatro Vientos estarán ayudando a tu Magia.y enciende una vela de color verde. En ella graba todo lo que deseas destrabar y alejar de tu vida, deja ahí esas cosas que no te dejan avanzar. Encendela en nombre de Agabur el Gnomo y pedile que todo lo malo se aleje de tu vida ahora y para siempre. Espera unos 5 minutos y exponela a los 4 vientos para que se lleven todo lo malo y las trabas de tu vida. Paso siguiente toma la vela y pártela en muchos pedazos para que se rompan lasa trabas que te aquejan. Invoca a los vientos y a Agabur que harán el resto.

Otro secretito más: ata tus problemas. En una mata o arbusto fuerte, en un lugar en el que sople el viento libremente, ata o pincha en el extremo de una rama o una hoja por cada uno de los males que te aquejan. Si atas la hoja déjala floja y debes hacerlo con una cuerda de fibra. Esto es todo lo que tienes que hacer, porque el Viento en nombre de Agabur se levantará y, puede que lentamente, desate las hojas, liberando la energía y aliviar los males que te acosan.

Este hechizo funciona durante días e incluso semanas, es muy fuerte, así que aléjate del arbusto después de realizar el hechizo. Si esperas puede que no se levante nunca el viento esperado. Agabur te da los siguientes números el 62, el 34, el 91, el 55 y de yapa el 456.

      Embed

 

Comentarios Facebook