domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Salud
26 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Los riesgos para la salud de usar termos truchos

0
Comentarios


Su utilización frecuente puede traer serias consecuencias al organismo, como dolores abdominales, trastornos renales y hasta infertilidad

Los riesgos para la salud de usar termos truchos
Foto:

Son muy utilizados para el mate y algunos hasta vienen decorados y forrados con telas que los hacen más vistosos. Los termos de acero llegaron para quedarse: son prácticos, cómodos, versátiles y casi irrompibles. Sin embargo, su uso frecuente puede ocasionar severos daños en el organismo.

Es que muchos de ellos, generalmente provenientes de China, están realizados con materias primas prohibidas por legislaciones nacionales e internacionales y que son perjudiciales para la salud.

Según las regulaciones, el acero apto para la fabricación de termos que toman contacto con los alimentos no debe contener más del 1 por ciento de impurezas, como plomo, arsénico, mercurio, cadmio y cobre.

Pero el problema radica en que en los termos prohibidos, los metales tóxicos superan ampliamente el límite establecido. Y como el acero tiene porosidad, las partículas migran al contenido del termo y pueden ocasionar consecuencias en la salud.

Según un informe elaborado por la Jefa de la Unidad de Toxicología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, Elda Cargnel, las impurezas de estos productos superan, en algunos casos, en un 100 por ciento, lo tolerable según las legislaciones vigentes. Y con el uso habitual comienzan a transmitirse al líquido.

En niños, el plomo origina trastornos que si bien pueden pasar desapercibidos en un principio, se manifiestan luego en la etapa de la escolaridad. Entre ellos, retardos en el lenguaje, alteraciones en el coeficiente intelectual y déficit de atención.

En adultos, en cambio, la continua exposición al plomo puede ocasionar problemas de hipertensión, falta de fuerza muscular, parálisis sobre todo de miembros superiores, dolores abdominales, trastornos renales y hasta infertilidad. En las embarazadas, el plomo atraviesa rápidamente la placenta y la exposición fetal es acumulativa hasta el nacimiento.

"El acero permitido es el denominado austenítico, que contiene níquel y cromo en un porcentaje determinado que permite protegerlo frente a la corrosión y al óxido", explica Carlos Bender, gerente comercial de Lumilagro.

Por eso, a la hora de saber si tu termo es o no inocuo, es importante ver el origen (tiene que utilizar acero calidad AISI 304); las paredes (tienen que ser lisas tanto por dentro y por fuera, ni poseer costuras) y la etiqueta de la AFIP( que comprueba que ingresaron al país legalmente).

Además, es necesario que el vacío y las soldaduras de su producción estén realizadas a la perfección; caso contrario calentarán por fuera e imposibilitarán su manipulación y conservación de la temperatura.

      Embed


Comentarios Facebook