jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
01 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Muriel Santa Ana: “Tengo la llama encendida de buscar siempre más allá”

Guido Gutiérrez Mónaco
0
Comentarios
Por Guido Gutiérrez Mónaco


La actriz conjuga poesía y actuación junto a Leonor Manso, Ingrid Pelicori, Walter Quiroz y Claudia Tomas en Absorta y Desnuda, un recorrido por la vida y la obra de la poeta Leonor García Hernando.

Muriel Santa Ana: “Tengo la llama encendida de buscar siempre más allá”
Foto:

"Me da un poco de vergüenza decir que Leonor Manso e Ingrid Pelicori son mis amigas. Son actrices que miraba desde chiquita y admiraba profundamente por todo el talento que tienen, y hoy en día, comparto escenario con ellas. Es realmente muy emocionante y movilizante. Me sonroja decir que Manso me considere su amiga", sostiene Muriel Santa Ana, quien se presenta junto a las actrices mencionadas más Walter Quiroz, Claudia Tomas y el músico Miguel de Olaso (Laúd), en la obra Absorta y Desnuda, que se ofrece los domingos a las 18 en la Sala Tuñón del Centro Cultural de la Cooperación, en la avenida Corrientes 1543, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Tanto Manso como Pelicori formaron parte de su carrera: "Para mí son como unas maestras artísticas que me guiaron a lo largo de mi vida. No sólo me ayudaron desde lo cultural, sino que además me han abierto puertas laborales. De hecho, en muchas ocasiones cubrí a Leonor en algunas funciones del espectáculo Mascaró cuando ella no podía acudir, y me llenaba de mucho orgullo poder ser quien intentaba llenar el espacio artístico tan grande que ella dejaba".

Con respecto a su participación en una propuesta teatral poética afirma: "Siempre es un lindo momento para encontrarse con bellas palabras. El público viene a disfrutar de un espacio en donde la actuación y la poesía se conjugan para generar un ambiente artístico tan intenso como gozoso. Hacemos una cronología de la vida de la poetisa Leonor García Hernando pasando por su niñez, su adolescencia, la dictadura y la enfermedad. El espectáculo tiene una mirada muy femenina y comprometida con las cuestiones de género. Es una verdadera obra de arte que la gente no puede perderse porque se van a encontrar con un lindo producto teatral".

A la hora de referirse a su carrera artística, tienen en claro que "tengo la llama encendida del deseo de buscar siempre más allá. Siempre elijo caminos complejos pero que me llenen y me hagan sentir satisfecha con lo que estoy haciendo. No me gusta quedarme con lo fácil, aunque eso represente menor rédito económico. No me mueve ni me desespera lo monetario porque prefiero abocarme a cosas que me representen un desafío interesante para mi carrera".

Según sus palabras, el momento cultural argentino "está en estado de ebullición y regenerándose todo el tiempo. Los argentinos tenemos una capacidad de reponernos a todo, y aunque estemos pasando tiempos difíciles, nos amoldamos y generamos nuevas fuentes de trabajo todo el tiempo. Sin in más lejos, en la zona del Abasto no paran de abrirse nuevos teatros. Hay cerca de 20 salas en ese espacio de la ciudad que antes estaba lejos de pensarse como posible. Esto significa que la cultura sigue siendo una parte importante de nuestras vidas, y eso es muy valorable para nosotros como sociedad".

El teatro como representación cultural tiene momentos únicos: "La conexión que se da con el público es algo muy especial que representa un momento de arte vivo que sucede una única vez y que no puede repetirse de la misma manera en otro tiempo. Ninguna función es igual a la otra y eso es una de las cosas más bellas que tiene el subirse a un escenario a representar un personaje. Siempre hay que estar creando nuevas cosas y ésa es la verdadera búsqueda que debe tener un artista que intenta dar lo mejor de sí".

Además expresa que el ser artista significa que "se tiene una ideología acerca de la vida, del género, de la familia, del amor e, incluso, de la política. Siempre se está comprometido con algo, aunque se crea todo lo contrario. Hasta el amor es una forma de hacer política porque nos incluye a todos. Lo que es distinto al común de las personas es el poder, que nada tiene que ver con el arte. El poder está delegado para pocos y excluye; en cambio, el arte está destinado a muchos y tiene que incluir".

El horizonte laboral de Santa Ana es claro: "Estoy empezando a ensayar la obra El Andador, que protagonizó en alguna oportunidad Tita Merello y que va a estar bajo la dirección de Norberto Aroldi. Es un espectáculo ligado a la tradición del teatro argentino que me entusiasma".

      Embed


Comentarios Facebook