sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 24° H 78.4%
30 | 04 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Un aniversario lleno de gran dolor y de recuerdos

0
Comentarios


En la organización del acto que se realizará en Mirador se encontraron dos sobrevivientes y la madre de un tripulante que no regresó; los tres contaron las duras experiencias que vivieron tras el terrible hecho.

Un aniversario lleno de gran dolor y de recuerdos
Foto:

Malvinas significa un dolor muy grande, significa recuerdo, significa emoción. El 2 de abril es la fecha simbólica en la que se recuerda y se rinde honor a los caídos y a los veteranos de guerra. Sin embargo, hay otra herida abierta. El 2 de mayo no siempre está en el inconsciente colectivo. Ese día de 1982, el submarino nuclear británico HMS Conqueror perforó al Crucero ARA General Belgrano. 

El ataque causó la muerte de 323 argentinos, que hoy siguen vivos en cada familiar, en cada veterano. Por ello, el Centro de Veteranos de Guerra de Malvinas de La Matanza organizará el lunes un homenaje a los caídos en ese ataque realizado fuera de la zona de exclusión (ver aparte).

Desfile y ofrendas florales

Se tratará de la conmemoración del 34° aniversario del hundimiento del Crucero General Belgrano, que se llevará a cabo el lunes a las 14 en la plaza Güemes, avenida Juan Manuel de Rosas al 500, Lomas del Mirador. Allí se depositarán ofrendas florales y desfilarán los veteranos en honor "a nuestros a los 323 caídos centinelas de nuestras islas Malvinas". Y a las 16, hora del hundimiento, se hará un minuto de silencio.

Las instalaciones del Centro de Veteranos de La Matanza fue escenario de una charla con familiares y protagonistas de aquella tarde de 1982. El sentimiento emergió a flor de piel, aparecieron lágrimas, muchos silencios extendidos, bronca, tristeza, quejas por el olvido y, sobre todo, mucho respeto por ellos. Oscar Vázquez, tripulante, que vive en Ituzaingó; Miguel Angel Lacattiva, tripulante maquinista, de Ramos Mejía. Los dos se ven por primera vez, aseguran. Y Magdalena Dora Ruiz Díaz, de 74 años, madre de Sixto Javier Fajardo, soldado de clase 62, artillero destinado al Crucero.

Cada uno de ellos tiene su visión, pero coinciden en que se apoya la postura de los familiares en cuanto a la lucha por definir aquella acción como crimen de guerra. "Queremos mantener la causa en pie", afirman.

Es imposible detener a los recuerdos. La mesa redonda se va empapando de sentimiento puro, que asoma sin filtro. Vázquez cuenta que estuvo 33 horas en una balsa y Lacattiva asegura que lo suyo fueron 38 horas. "Me hace mal hablar de esto, no puedo hablar sin quebrarme. Aparece la emoción, la angustia y el llanto", explica Miguel Angel Lacattiva, quien sigue recordando: "Cuando volví a casa, había mucha gente en la vereda, en la puerta, y yo no entendía nada. Me metí a casa por la puerta de atrás y no quise hablar ni ver a nadie. Era un zombi, con el stress a full". Y trae al presente una charla en las escuelas. "Una nena que me hizo una pregunta sobre si había perdido un amigo y no sé cómo hice para salir de ese situación", dice.

A su turno, Oscar Vázquez cuenta lo suyo. "Fui a la psicóloga porque mi mujer de ese momento me lo pidió. Habían pasado 14 años sin que hablara, sin que pudiera hacer algo. Fui y por suerte la profesional se especializaba en stress y me hizo muy bien. En la primera charla no podía hablar y lloré como nunca lo había hecho".

Tags

Comentarios Facebook