jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
#NiUnaMenos
01 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Caso Érica Soriano: detuvieron a su pareja en Lanús

0
Comentarios


Daniel Lagostena, de 54 años y señalado por la familia como principal sospechoso por la desaparición de la joven, fue apresado por orden del juez de Lomas de Zamora Gabriel Vitale

Caso Érica Soriano: detuvieron a su pareja en Lanús
Foto:
Caso Érica Soriano: detuvieron a su pareja en Lanús
Foto:

Daniel Lagostena fue detenido ayer por el femicidio de su pareja, Erica Soriano, la mujer de 30 años que estaba embarazada cuando desapareció y cuyo destino es un misterio desde agosto de 2010. Esta es la segunda vez, desde que se inició la causa, que el sujeto resulta apresado por la justicia, bajo la sospecha que mató a la mujer en un contexto de violencia de género y luego se deshizo del cadáver.

Lagostena, de 54 años, fue detenido por una decisión del juez de garantías Gabriel Vitale, en el marco de un operativo en su casa de Lanús, en la que vivió con la víctima, situada en Coronel Santiago 1433.

Fuentes judiciales informaron que el magistrado accedió al pedido del fiscal de la causa, Gerardo Loureyro, quien tuvo en cuenta varios elementos de prueba como llamados telefónicos y la conducta inusual del acusado de "homicidio y aborto en contexto de violencia de género". La detención de Lagostena se dio pese a que en diciembre de 2012 la Sala III de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal resolvió liberar a Lagostena, el cual había sido detenido en julio de ese año. Los investigadores determinaron que en la tarde del 20 de agosto de 2010, se dio por probado que la pareja fue al ginecólogo y a las 22.13 Erica recibió el llamado de una amiga y le dijo que estaba yendo con su pareja hacia su casa en auto.

Esta llamada telefónica fue el último contacto que se tuvo de la mujer con su entorno social en momentos que se encontraba en compañía de Lagostena, dijeron las fuentes. Cerca de la medianoche, Lagostena comenzó a intercambiar mensajes con su sobrino Brian Poublán (25), hijo de su hermana, con quien hasta entonces no tenía un trato cotidiano ni habitual.

Alrededor de las 5 de la madrugada del día siguiente un teléfono celular a nombre de la madre del joven registró llamadas salientes en el centro porteño y la Costanera Norte, en Capital Federal, y luego se activó en Lanús, cerca de la casa del joven y su madre. La intensidad de llamadas (seis entre las 5.05 y 5.53) llamaron la atención de los investigadores porque no era habitual el uso horario ni el patrón de comunicación.

Una fuente judicial explicó que se cree que esas llamadas se dieron en el lapso durante el cual se hizo desaparecer el cuerpo de Erica. Si bien Lagostena dijo que solamente tenía un teléfono celular a nombre suyo luego se comprobó que tenía cuatro celulares activos, agregaron las fuentes.

Otro dato valorado por los pesquisas fue que cuando la familia de Erica concurrió a su casa con la Policía para saber sobre ella, encontró allí la ropa con la que Lagostena dijo que había salido hacia lo de su madre tras mantener una discusión con él, su cartera con todas sus pertenencias, excepto el celular, y el ácido fólico que tomaba por su embarazo. Peritos que buscaron rastros en la casa hallaron la chimenea caliente y restos de poliéster que se correspondían con una bombacha, por lo que se presume que el imputado quemó allí la ropa de su pareja, dijo un vocero. Erica Soriano, embarazada de dos meses y medio, fue vista por última vez el 20 de agosto de 2010 y la versión de su pareja es que al día siguiente ella se fue a visitar a su madre a Villa Adelina, pero allí nunca llegó.

La teoría de la posible cremación del cuerpo de Erica

Desde el comienzo del caso, los investigadores tomaron como una prueba importante que Daniel Lagostena tenía vínculos con propietarios y empleados del rubro funerario que le podrían haber encargado la cremación del cadáver de Erica, ya que en algunas oportunidades se han quemado cuerpos sin la documentación correspondiente.

En ese marco, el fiscal Loureyro y el juez Vitale no creyeron jamás en la declaración de Lagostena, quien se declara inocente, y sostienen que, a pesar de que nunca apareció el cadáver, Erica fue asesinada por Lagostena dentro de la casa que compartían por la mala relación que venían atravesando.

      Embed

Comentarios Facebook