viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Automovilismo
02 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Rossi y Guerrieri, con un triunfo para el cuadrito

Carlos Saavedra
0
Comentarios
Por Carlos Saavedra


Se impusieron después de 3 horas de una carrera que no dio respiro y entretuvo al gentío. Lambiris-Santero y Serrano-Basso completaron el enfervorizado podio. Las paradas para recargar nafta y cambiar pilotos, clave.

Rossi y Guerrieri, con un triunfo para el cuadrito
Foto:

La dupla Matías Rossi-Esteban Guerrieri (Chevrolet) se quedó con los electrizantes 500 Kms de Turismo Carretera, ayer en el Autódromo Hnos Emiliozzi, en la que fue una de las carreras especiales del calendario (5ª fecha).

Rossi (nuevo puntero del campeonato) y Guerrieri superaron algunos percances y también contaron con el importante trabajo del equipo Donto Racing, en cada detención a recargar nafta y cambio de pilotos. El Misil así logró el 2º triunfo consecutivo, tras el logrado en Concordia .

La 2ª ubicación quedó para el uruguayo Mauricio Lambiris y Julián Santero (Torino), mientras que la 3ª posición fue de Martín Serrano y Martín Basso con Dodge.

Se dieron distintas alternativas en los 500 Kms, durante el recorrido hubo 12 punteros y 5 neutralizaciones, y el rol de los equipos jugó un rol preponderante.

Los frenos pararon al Gurí

El hombre más observado, debido a la suspensión, Omar Martínez junto al local Nicolás Pezzucchi, punteó al principio, luego se retrasó y abandonó por problemas en los frenos de su Ford. Guillermo Ortelli batalló en la primera parte con el Gurí por la punta, y cuando se mostraba con buenas posibilidades, un error del equipo JP según Guille (quedó 15º), no lo llamó a tiempo para recargar nafta, lo hizo quedar sin combustible se despidió de la carrera, lo que lo llevó a duras críticas hacia su equipo.

También, luego de acertada estrategia y rápida recarga y reemplazo de piloto, Agustín Canapino quien pudo estar en la definición, se quedó con las manos vacías al romperse el motor de su Chevrolet.

Guerrieri cuando le tocó manejar el Chevrolet de Rossi, lo hizo sin errores y a buen ritmo. Nuevas paradas en boxes modificaron otra vez principales posiciones, Lionel Ugalde (compartió el Ford con Tito Bessone), Próspero Bonelli (Ford) y Nicolás González (Torino).

Antes en el tramo inicial se había destacado Josito Di Palma en el Torino que luego manejó su padre José Luis, sin embargo, problemas en el auto los dejaron a un costado (quedaron 28º con 110 giros). En tanto Marcos volvió con Laureano Campanera, con el Laucha al volante un trompo en el tramo final, lo llevó contra el paredón de boxes al ingresar a la recta principal, no aflojó y continuó con el auto dañado, pero poco después se fue afuera (clasificaron 27º con 116 giros).

Con Rossi otra vez al volante, retomó la delantera para encaminarse al gran triunfo, no sin antes sortear otro obstáculo, la repentina lluvia a poco de la cuadriculada, como para que no le faltara nada a los 500 Kms de TC, una carrera dejó con la sangre en el ojo a más de uno, y que se estimó, volverá en 2016.

      Embed

Comentarios Facebook