sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Cocina
02 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El chef de Macri criticó a varios cocineros mediáticos

0
Comentarios


El nuevo chef presidencial, Dante Liporace, afirmó que colegas suyas como Narda Lepes y Dolly Irigoyen “me caen pésimo”. Reveló que cuando arrancó en la Casa Rosada “había cucarachas, y tuve que poner todo en condiciones”.

El chef de Macri criticó a varios cocineros mediáticos
Foto:

El nuevo chef presidencial, Dante Liporace, afirmó en declaraciones a un programa de Radio Belgrano que colegas suyas como Narda Lepes y Dolly Irigoyen "me caen pésimo", y al mismo tiempo señaló en referencia al cocinero Francis Mallmann, que "hay mucho cocinero interesante en Argentina para que la gente crea que lo representativo es un tipo que quema la carne. El cocina en la parrilla y el perro está en la otra punta", disparó.

Las polémicas declaraciones fueron realizadas al programa Hoy es el Día, que conduce Rodrigo Lussich, y Liporace comentó sobre su vinculación al gobierno, que "tengo un restaurante en Recoleta donde van empresarios y políticos. En enero me llegó un mail para invitarme a formar parte de la cocina de la Casa Rosada. Ahí arranqué, aunque había cucarachas en la cocina y tuve que poner todo en condiciones".

Dueño del restaurant Tarquino, en el barrio de Recoleta, Liporace es reacio a participar de ferias en su rubro, y dice que "a mí me va bárbaro solo, si puedo aportar algo, lo aportaré, pero no tengo ganas de estar en un grupo. Me llevo bien conmigo mismo, soy un chef solitario".

Liporace criticó que "me gustan los formatos de las cocinas de afuera y programas de cocina argentinos porque acercan, pero me parece un horror que dos de los tres jurados de Master Chef, que no tienen ni restaurant sean extranjeros. Deberían ser argentinos".

El chef, quien define a su cocina como molecular, señaló: "Mi cocina tiene toques de vanguardia, con técnicas y cocciones nuevas. Por ejemplo, servimos una pizza en copa y la comés con cuchara.

Es deconstruir un poco lo que se comió hasta ahora, un espectáculo de la mesa".

El flamante chef oficial, que cocina diariamente para 20 funcionarios y otras 850 personas, detalló que "Mauricio (Macri) come muchas carnes con ensalada, sopas y risotto y pide su almuerzo entre las 13 y las 13.30. Come rápido, porque son almuerzos de trabajo y muy poco, se cuida". Reveló que "cuando entramos a trabajar acá se alimentaba a 300 personas porque la comida era tan mala que la gente prefería traer la comida de su casa.

Además, tuvimos que arreglar muchos problemas como que la comida llegaba en grandes cantidades y no sabemos dónde iba".

Liporace detalló que "el menú de la Casa Rosada cuesta 25 pesos, es bastante barato porque está subsidiado y compramos los productos al mercado central. La gente tiene una opción normal, otra más vegetariana y elección de postre y bebida"."Los funcionarios, el presidente y los ministros pagan 150 pesos por plato y si hay un cumpleaños, lo avisan con anticipación para que pueda preparar tortas. Comen en su despacho y Michetti pide desayunos. Bajaron una línea de no hacer pedidos extravagantes", explicó el cocinero presidencial.

Haciendo una distinción con la etapa anterior, el chef comentó que "antes de cada reunión que tenía un presidente o ministro se contrataba un catering de afuera. Ahora lo preparamos nosotros".

Discípulo del catalán Ferrán Adriá y su llamada "gastronomía molecular", se ufana de haber logrado cambiar el estilo de cocina en tres meses. Además, llevó con él a tres personas de su equipo y se ocupó de reentrenar a la planta de cocineros y mozos estables, que según él, "antes trabajaban a reglamento".


      Embed


Comentarios Facebook