sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Quilmeño
03 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Serrizuela se va de Varela porque se hartó de los robos

0
Comentarios


Cuatro delincuentes se metieron cuando la familia estaba cenando. Golpearon a la mujer y al cuñado y hasta amenazaron con secuestrar a una de sus hijas. “Quiero vivir tranquilo, sin miedo”, contó a este medio.

Serrizuela se va de Varela porque se hartó de los robos
Foto:

Harto de la inseguridad, el ex futbolista y director técnico Juan José Serrizuela decidió mudarse de Florencio Varela, luego de que delincuentes ingresaran otra vez a robar a su casa, donde golpearon a su mujer y a su cuñado y amenazaron con secuestrar a una de sus hijas si no entregaban dinero.

"Voy a poner en venta la casa, ya tomé la difícil decisión de irme de este barrio porque está muy complicado. Yo soy de Varela, pero quiero vivir tranquilo como cualquier persona. Mi familia vive con miedo y no puedo permitir que sigan así", contó a El Quilmeño Serrizuela, quien llegó a vestir la camiseta de Quilmes, así como también las de Independiente, San Lorenzo y Lanús, entre otros equipos.

Según describió, cuatro sujetos saltaron la reja de su propiedad, ubicada en la calle Moreno, abrieron el portón e irrumpieron cuando todos los miembros de la familia, excepto él, disfrutaban una cena.

"Yo me había ido con los muchachos de Independiente a jugar al fútbol, un torneo en Pilar. En la mitad del partido, la mujer de un compañero llamó para avisarme y ahí me enteré todo. Le pegaron a mi señora y a mi cuñado, hasta dijeron que se iban a llevar a mi nena más grande", explicó.

Asimismo, reveló que su hijo mayor logró esconderse y le envió un mensaje a su novia para que llame a la policía. "Uno de los ladrones, que le apuntaba a mi cuñado, tenía un handy en altavoz. Después de que mi nene avisó a su novia y ella llamó al 911, les avisaron que venía la Policía y se tuvieron que ir de mi casa", manifestó Serrizuela, a quien le pareció "sospechosa" esa maniobra. "Cuando pasan cosas como estas no sabes qué pensar, desconfiás de todos", remarcó.

Huella imborrable

No es la primera vez que el ex deportista pasa por una terrible situación como esta. En la misma vivienda, en el año 2009, un grupo de malvivientes logró ingresar en horas de la noche, buscando el dinero de la venta de un auto. "Esa vez le apuntaron en la cabeza a mi hijo, que tenía en ese momento 8 años. Yo le tuve que sacar al delincuente de encima, fue terrible", reveló Serrizuela, al tiempo que agregó: "Lamentablemente sufrí mucho, mi hijo está con tratamiento por esa mala experiencia. Toda mi familia está aterrada, llega la noche y no quieren salir a la calle".

El ex futbolista afirmó que no realizó la denuncia "porque no sirve de nada". "Soy de Varela y me crié acá. Varias veces me reconocieron en el Concejo Deliberante como Ciudadano Ilustre, pero cuando necesitás apoyo no aparece nadie. Cómo puede ser que en el Centro de Varela no haya una cámara que sirva para ver quiénes son los que se metieron en mi casa", cuestionó.

      Embed

Comentarios Facebook