sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Quilmeño
04 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Nostalgia por el cierre del mítico boliche Elsieland

0
Comentarios


Olivo Chiche Morassut, uno de los dos socios fundadores, relató a este medio algunas de las anécdotas más entrañables que guardan las pistas del bailable más popular en las décadas del 60, 70, 80 y 90.

Nostalgia por el cierre del mítico boliche Elsieland
Foto:

Más de medio siglo pasó del primer baile que se realizó en Elsieland, el mítico boliche de Quilmes que este fin de semana cerró definitivamente sus puertas y dejó atrás una gran cantidad de entrañables anécdotas e historias, que tienen como protagonistas a miles de personas que en esas pistas vivieron algunos de los momentos más felices de su juventud.

Parejas que se conocieron allí y luego formaron una familia. Grupos de amigos que compartieron veladas inolvidables, como aquellas de carnaval que se celebraban con cuatro noches consecutivas. Todo eso forma parte de los recuerdos que guarda en su corazón Olivo Chiche Morassut, uno de los socios fundadores de Elsieland, quien -con profunda nostalgia, compartió con El Quilmeño sus sentimientos por este fin de ciclo.

"Lo vivo con un poco de tristeza. Porque fueron muchos años en la noche, contribuyendo con las alegrías de mucha gente, que todavía me para en la calle para contarme que en Elsieland conoció a su mujer o su esposo. No te voy a mentir, algunos muchachos me insultan y me echan la culpa por haber conocido a su mujer en el boliche", bromeó Chiche, intentando disimular su melancolía.

Entre las tantas personalidades que pasaron por las instalaciones del bailable, ubicado en avenida Calchaquí al 3100, recuerda las visitas de Marcelo Tinelli y hasta la del ex presidente Carlos Menem. "Siempre se me viene a la mente aquella oportunidad en la que vino Raffaella Carrá, para filmar en el boliche una parte de la película Bárbara", aseveró Chiche, quien luego agregó: "Una noche vinieron los Babasónicos y tuvimos 11 mil personas, hubo que dejar gente afuera".

Otra época

En las décadas del 60, 70 y 80 la noche en Quilmes no era lo que es actualmente. Ese cambio de valores y costumbres, sumado a la pérdida de rentabilidad del negocio, contribuyeron para que los dueños de Elsieland decidieran cerrar y alquilar las instalaciones al Municipio.

"La noche de hoy es más problemática. Avanzó mucho la droga. Antes los chicos salían y se volvían a las casas caminando. Hoy eso es imposible por la inseguridad", consideró. "Yo extraño la noche de antes, se vivía como algo sano. Los muchachos venían con traje, sin barba y pelo corto. Hasta habíamos puesto un peluquero para los que venían con pelo largo, se lo cortábamos nosotros antes de entrar. Si no traían corbata, les prestábamos una y la devolvían a la salida", señaló.

Historia

El primer baile fue el 12 de diciembre de 1964. "Con Giampietro, el hermano de mi cuñado e ideólogo del proyecto, alquilamos un chalet donde funcionaba una pizzería, siempre con la idea de hacer un boliche al estilo de Mi Club, de Banfield. El primer baile lo hicimos con dos parlantes y dos wincos con discos de vinilo arriba de una mesa. Después crecimos, compramos el chalet, los terrenos linderos y llegamos muy lejos. Elsieland fue un ícono en Quilmes", enfatizó Chiche.

      Embed

Comentarios Facebook