domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
04 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La bizarra faceta futbolera de Stinfale, gerenciador de Riestra

0
Comentarios


El detenido por haber organizado la Time Warp está involucrado en el fútbol: gestiona a Deportivo Riestra, un club que catapultó desde la Primera D a la B Metropolitana con una metodología muy particular.

La bizarra faceta futbolera de Stinfale, gerenciador de Riestra
Foto: Jorge Baravalle - Diario Popular
Foto:

Enero. Santa Teresita. 3:30AM. El reloj suena violento, las luces se encienden e invaden los sueños. Los futbolistas de Deportivo Riestra abren los ojos: no van al baño, no abren la heladera. Agarran la ropa de entrenamiento y van a entrenar. A esa hora, con la luna plena y la noche oscura, el plantel que gerencia Victor Stinfale, abogado y actualmente detenido por haber organizado la fiesta Time Warp, que terminó con cinco muertos, empieza el primero de los cuatro turnos que afrontan en un día de pretemporada.

      Embed

Stinfale está metido en Deportivo Riestra desde 2012. Lo agarró en la Primera D y, dos años después, lo subió hasta la B Metropolitana. Influye en las decisiones tácticas, técnicas y de planificación. Supera al director técnico. La metodología para ascender fue, como mínimo, extraña: pretemporadas insólitas, partidos mandando al arquero a cabecear todas las pelotas paradas, ponerle el número "9" al defensor y el "2" al goleador, y jugar un tiempo entero con el arquero suplente como punta. A Stinfale no le gusta hablar públicamente de su vínculo con el club, pero justifica las particulares maneras con un libro: "El arte de la guerra", de Sun Tzu, un texto de un estratega militar chino, una especie de Biblia para Stinfale.

LEA MÁS:

      Embed

Stinfale, además, es dueño de Speed. Speed está engendrado en Riestra: en el departamento de prensa, cuando un periodista va a cubrir un partido, tiene dos heladeras de Speed a su disposición, mientras la música electrónica estalla en la sala; Riestra luce en su camiseta a Speed como su único sponsor; en los costados del campo de juego no hay publicidades: hay carteles de Speed.

Adidas, en el fútbol argentino, tiene cuatro equipos: la Selección argentina, River, Newell's y Deportivo Riestra.

Stinfale, desde hace varios años, es abogado de Diego Maradona. Diego estuvo en muchos partidos de Riestra. Es una especie de motivador exclusivo. Algunas veces dio charlas técnicas, otras veces le improvisaron un palco para que se acomode como espectador de lujo. Siempre generó revuelo: las cámaras se sumergían en la profundidad del Bajo Flores para tener una imagen del 10. Las publicidades de Speed, así, aparecían en todos los canales de la televisión argentina.

      Embed

La figura de Riestra es Jonathan Herrera, un delantero que llegó extrañanamente de Centro Español, un equipo de la Primera D que hoy está desafiliado. Centro Español acusa a Riestra de haberle robado la ficha del jugador. Herrera, el último año, fue el máximo goleador del fútbol argentino: alcanzó la cifra después de convertirle cuatro goles en una derrota por 5-4 contra Barracas Central en la última fecha. A finales del 2015, en diálogo con Solo Ascenso, explicó cómo funciona el club: "Riestra es distinto a todos y todo el que juega en el club primero pasa por una charla con la gente de la empresa y de eso depende si entrás o no. Antes de empezar nos dijeron que el resultado no importaba, lo único que servía era que yo haga los goles, nadie más, y que ese era el objetivo del equipo. Todos estuvieron de acuerdo, mis compañeros son unos fenómenos. Desde la empresa ellos tienen objetivos y desde que llegaron al club en los últimos cuatro torneos siempre tuvieron al goleador de su categoría".

Por los pasillos del club cuentan que Stinfale le ofrecía un premio, un pago extra, a cada futbolista que le diera una asistencia a Herrera. Otros dicen que el único objetivo del club es vender a Herrera.

Riestra, en esta temporada de la B Metropolitana, está 15°. El ascenso a la B Nacional será imposible. Restará ver cómo termina el campeonato. Pero el misterio, la incógnita, es ver qué sucederá si la situación de Stinfale en Comodoro PY no mejora, si tiene que dejar de prestarle sus horas al club con el que, parece, se divierte.

      Embed

Comentarios Facebook