viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
General
04 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Otorgan una pensión a mujer que convivió con un cura

0
Comentarios


El beneficio fue concedido por el Gobierno de Entre Ríos. La mujer acreditó que vivió en concubinato con un sacerdote, que falleció hace dos años

Otorgan una pensión a mujer que convivió con un cura
El cura Barón con el Papa Juan Pablo II
Foto:

Una mujer que durante varios años vivió en concubinato con un cura fallecido en junio de 2014 recibió una pensión de la Caja de Jubilaciones de Entre Ríos, convirtiéndose en el primer caso en el país donde el beneficio fue generado por un sacerdote en ejercicio de su ministerio.

La pensión fue concedida luego de que se comprobara la convivencia marital entre la mujer, ahora pensionada del Estado, y el presbítero Carlos Barón, confirmaron este miércoles a la agencia  Télam voceros del organismo previsional.

El beneficio fue otorgado porque la mujer, que mantiene el perfil bajo y la identidad bajo toda la reserva posible, pudo acreditar que convivió con Barón mientras era capellán del hospital Fidanza de Paraná. Por su condición de capellán en un centro médico, se lo considera "empleado del Estado en el área del Ministerio de Salud", confirmaron a Télam fuentes estatales.

La mujer pudo acreditar ante el gobierno la convivencia marital con el sacerdote no solo mediante numerosos testimonios de personas y feligreses, sino también presentando por documentos vinculados con la adquisición de bienes y vehículos comprados en común por la pareja.

"Técnicamente fue un beneficio incuestionable, con mucha carga probatoria que acreditó una vida compartida", afirmó el presidente de la Caja de Jubilaciones, Daniel Elías, en referencia al insólito caso.

Según el funcionario se trató de "un caso muy elocuente y muy evidente", en el que "la prueba era abundante y en términos jurídicos estaba probada la convivencia con la antigüedad, con la habitualidad y las características que demanda la ley previsional".

La ley previsional entrerriana "busca que la convivencia que se reconoce para los beneficios de pensión tenga ánimo marital y espíritu de convivencia familiar", afirmó.

El funcionario aclaró que, aunque la Iglesia Católica tiene reglas claras sobre el celibato para los religiosos, "de parte del Estado nos involucramos en la intimidad de esa convivencia. Las pensiones no se otorgan a una persona que ha sido amiga del causante, sino a quien -con la convivencia- logró formar un núcleo familiar con espíritu marital en los términos previstos por el Código Civil y que, por lo tanto, al fallecer, deja a ese grupo conviviente sin un ingreso económico".

"Desde lo jurídico es un caso más pero desde los hechos de la vida y desde la particularidad de tratarse de un sacerdote de la Iglesia Católica sentará una jurisprudencia a partir de ser el primer caso", reflexionó.

El cura Barón falleció en junio de 2014, a los 61 años, producto de una afección cardíaca, mientras se desempeñaba como capellán del Hospital Fidanza, situado a pocos kilómetros de la ciudad de Paraná.

Elías reconoció que el caso del cura Barón no es el único que se presentó en esa Caja y recordó que hace un tiempo otra mujer hizo un reclamo parecido porque dijo haber procreado dos hijos con un cura fallecido.

"La convivencia no se pudo probar y el trámite no avanzó", dijo al señalar que "también hemos tenido casos en los que se acreditaron hijos, pero no se acreditó la convivencia en los términos que prevé la ley.

Para que alguien genere derecho a pensión a un 'conviviente supérstite' -a alguien que lo sobrevive- tiene que justificar un tiempo de convivencia previo al fallecimiento y que ese núcleo familiar vivía de esos ingresos económicos".

Comentarios Facebook