domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Conurbano Reservado
05 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Tras anuncios de obras, los municipios reclaman más fondos

0
Comentarios


El denominado Fondo del Conurbano forma parte de la agenda como objetivo inmediato del gobierno de María Eugenia Vidal.

Tras anuncios de obras, los municipios reclaman más fondos
Foto:

Los principales funcionarios de Cambiemos lo reclamaron desde un principio; las ideas en torno a la situación se sopesan y todos lo creen posible: descongelar la participación de la provincia de Buenos Aires en el denominado Fondo del Conurbano forma parte de la agenda como objetivo inmediato del gobierno de María Eugenia Vidal.

La gobernadora aseguró que junto a los intendentes de todos los partidos políticos "se apostó por el trabajo en equipo" y por satisfacer las demandas de los vecinos "con trabajo, obras y respuestas concretas", al presentar el primer tramo de transferencia de recursos destinados a obras de infraestructura y seguridad pública en los municipios, en el distrito de Vicente López.

Además, Vidal subió a la tarima a varios intendentes opositores del Conurbano, muchos de ellos de la oposición, tales como la intendenta de La Matanza, Verónica Magario; de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde o el de San Martín, Gabriel Katopodis. Es lo mínimo que pueden hacer.

Pues el gobierno de Vidal, además, se comprometió a girar a lo largo del año los 1.285 millones de pesos que el gobierno de Daniel Scioli retuvo de los fondos coparticipables durante 2015. Para muchos, una acción que podría motivar de una denuncia penal por retención indebida de fondos públicos. Esos recursos retenidos se suponen que eran de giro automático a los municipios.

Por otro lado, también se alienta desde el gobierno alguna modificación del destino de la recaudación del impuesto a las ganancias, una "torta grande" que reparte el gobierno nacional a través fondos especiales y coparticipación federal.

Allí, la provincia de Buenos Aires, actualmente tiene un tope de 650 millones y ni un centavo más, en el denominado Fondo del Conurbano, que está conformado por el 10 % de una recaudación calculada en más de 45 mil millones de pesos para este año.

Los partidos de oposición vienen reclamando desde hace muchos años que el 20 % que percibe la ANSeS de la recaudación de ganancias; que tuvo su origen en el desfinanciamiento del organismo cuando se pusieron en práctica los sistemas de capitalización privados, en la década del 90; vuelvan a formar parte de los fondo coparticipables. El reclamo está vigente desde que el sistema de capitalización fue desguazado por las políticas públicas adoptadas.

Por entonces, el oficialismo se las arregló para desentenderse del tema, se habló -y mucho- de la necesidad de una nueva ley de coparticipación, pero en definitiva pasaron los años, mientras el Estado bonaerense se desfinanciaba y Estado nacional concentraba la recaudación en sus arcas.

Pero algo cambió, desde sus primeras declaraciones como negociador del traspaso del gobierno entre Vidal y Scioli, el actual ministro de Economía Hernán Lacunza puso en agenda la asimetría distributiva que azota al territorio bonaerense y la necesidad de corregirla más temprano que tarde.

Al mismo tiempo el joven ministro advirtió que esa situación afectaba a los sectores más postergados, a los distritos que mayores inconvenientes económicos tienen y que mayor asistencia provincial requieren. Era y es el oficialismo el que peticiona a un gobierno nacional de su mismo signo.

Sobre esa senda se vuelve luego de algunas distracciones y la propia gobernadora está convencida de que de una u otra manera se deberá tratar de resolver el denominado "problema estructural" de la provincia.

No les parece mal la solución que se encontró al problema de los fondos federales por parte del gobierno nacional respecto de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires -un decreto de necesidad y urgencia-, pero abogan por un método más democrático y tal vez equitativo para el conjunto.

Y es en este punto donde aparece la idea de que todo lo que se recauda por el impuesto a las ganancias sea coparticipable y se eliminen los fondos especiales que le fueron restando volumen, un 36 % de la recaudación no se coparticipa en la actualidad sino que se destinan a fondos especiales, que en el mejor de los casos se distribuyen por variables especiales. Lo más viable -dicen en Economía sobre la cuestión- es que se coparticipe toda la recaudación y listo. Pero es un debate que se tiene que preparar, construir y desplegar, para lo cual es necesaria la participación de varios actores de distintos niveles de responsabilidad. El gobierno de Buenos Aires hace olas para que suceda.


LEA MÁS

      Embed


PRO PURO
Intendentes del Conurbano del PRO se reunieron esta semana en Morón. Fueron de la partida, el anfitrión Ramiro Tagliaferro; Sebastián Abella, de Campana; Diego Valenzuela, de Tres de Febrero; Jorge Macri, de Vicente López; Martiniano Molina, de Quilmes; Nicolás Ducoté, de Pilar y Julio Garro, de La Plata.

Durante el encuentro, los intendentes intercambiaron experiencias de gestión y charlaron sobre el fortalecimiento de las estrategias que vienen proyectando desde el Foro de Intendentes PRO para resolver las problemáticas de cada municipio, con el respaldo del gobierno provincial.

Pero la charla más jugosa fue la política. Luego de varias idas y venidas los jefes territoriales del PRO se la debían. Luego de los inconvenientes que surgieron en torno a Néstor Grindetti y Jorge Macri, los más antiguos armadores del Conurbano, hay que buscar referencias nuevas para disputar espacios de poder.

Uno de esos espacios que los intendentes tienen en la mira es la conducción de la FAM de la provincia de Buenos Aires que hoy ostenta el peronista Alberto Descalzo, intendente de Ituzaingó. Y en ese sentido el intendente de Pilar ganó consenso como el hombre PRO para la disputa que deberá contar con el acompañamiento de los intendentes de la UCR.


EL EXCLUIDO

El único jefe comunal que se podría considerar PRO del Conurbano que no participó de ese convite de "sangre azul" fue Darío Kubar, de General Rodríguez. "No me invitaron", dijo Kubar y agregó "Me enteré por lo que salió publicado, pero no sé, a mí no me avisaron".

Pero en rigor, Kubar, como la mayoría del resto de los participantes del encuentro, no nació de un repollo, no tiene un origen macrista puro, ya que es conocida su relación con el ex intendente de Malvinas Argentinas Jesús Cariglino.

Kubar, además, arribó al Ejecutivo local a partir de una Alianza que corrió algunos límites de la alcanzada a nivel provincial y nacional.

No obstante, la ausencia fue tomada por algunos observadores como un gesto duro de parte del grupo que se reunió, pues el mandatario en el distrito se muestra como un dirigente de ese riñón.

Empero, el propio Kubar se encargó de tranquilizar las aguas: "No podemos estar en todos los encuentros, la gestión nos demanda muchas responsabilidades", indicó y aclaró que el día de la reunión "estaba participando de los festejos por los 100 años del Hospital Interzonal Vicente López y Planes de nuestra comuna".


DIVISIONES

Nuevamente la Cámara de Diputados de la Provincia es escenario de una presentación que lleva como intención fundamentalmente dividir el distrito de Almirante Brown, que gobierna el intendente del FpV Mariano Cascallares.

Si bien el proyecto de ley es una iniciativa del GEN, es un pedido de la Asociación Provincial por el Reconocimiento de Nuevos Municipios que reclama desde hace años el fraccionamiento de ese distrito del conurbano sur.

De acuerdo con el proyecto, a Almirante Brown, que cuenta con una población de 578.513 habitantes distribuidos en un territorio de 129 kilómetros cuadrados le serían escindidas las localidades de Glew, Longchamps y Ministro Rivadavia.

El secretario de la asociación, Oscar Bello, aseguró que este pedido de fraccionamiento "no tiene ninguna connotación política y menos partidaria", al señalar que se trata "de un reclamo histórico y su motivo principal es mejorar la calidad de vida de los vecinos".

Insistió en que "el motivo principal son las necesidades insatisfechas y después porque hay un reconocimiento histórico de identidad que reclaman los pobladores de la zona, lo que falta es que las autoridades lo reconozcan".

"Las divisiones de los municipios provocan un cambio favorable rotundo en la calidad de vida y así lo certifican todas las divisiones que se han realizado con anterioridad", señaló.

La semana pasada, el subsecretario de Gobierno y Asuntos Municipales bonaerense, Alex Campbell, recibió a los representantes de la Asociación, quienes le plantearon la necesidad de la creación de nuevos distritos en la provincia de Buenos Aires.


      Embed

Comentarios Facebook